Los otros pacientes
CORRESPONDENCIA

Conseguir las medicinas que necesito en tiempos de COVID-19

Una paciente con esclerosis múltiple relata las dificultades que afronta durante la pandemia para recoger sus medicinas en los hospitales de EsSalud. El programa Farmacia Vecina no funciona para todos los asegurados.

07 Junio, 2020
El programa Farmacia Vecina de EsSalud no está considerando todo tipo de medicamento. Muchos pacientes crónicos tienen que ir a los hospitales a recoger su receta. Foto: EsSalud

Correspondencia es el espacio donde respondemos a los correos que nos envían nuestros lectores sobre sus experiencias en los servicios de salud. Nosotros buscamos una respuesta con las autoridades correspondientes para dar seguimiento a sus problemas e inquietudes.

Lima, 2 de junio de 2020

Durante esta pandemia he tenido que ir dos veces al Hospital Rebagliatti. Un hospital que atiende a cientos de enfermos de coronavirus y que asusta a vecinxs de Jesús María. No tengo COVID-19 pero soy una paciente crónica de esclerosis múltiple.

Hacia fines de marzo debía recoger mi medicamento, pero la cuarentena recién empezaba y tenía temor de hacerlo. Entonces salieron las noticias sobre “farmacia vecina”, un programa de EsSalud que permitiría que los pacientes crónicos recibamos nuestras medicinas en las farmacias cerca a casa. Llamé a consultar sobre mi receta, y me indicaron que los “medicamentos de alto costo supervisados” no entran en este programa. Hablé con otros pacientes, todos me decían lo mismo, debía ir yo misma, o en su defecto alguien con mi DNI. Luego de pensar una estrategia, decidí que lo mejor sería ir yo misma manejando y así reducir contactos, un privilegio que no todos pueden darse.

Al llegar al hospital, fui a la zona de consultorios, donde había varias colas, algunas muy largas. Luego de una hora pude obtener mi medicamento. De primera mano me contaron la historia de una paciente recuperada de cáncer que tuvo que esperar más de tres horas en el Rebagliati por su medicina. Esta es la situación de muchos pacientes crónicos, que deben ir a los hospitales a recogerla, expuestos a contagiarse. Supongo que Essalud no distribuye estos medicamentos a través del programa “Farmacia vecina”, pues no puede garantizar la cadena de frío o, lo que es más probable, teme que al ser medicamentos caros se puedan “perder en el camino”. Somos más de 40 pacientes de esclerosis múltiple solo en este hospital. Retrasar esa primera visita y la segunda me salió caro, pues no quisieron darme una de las tres dosis que me correspondían.

Con el tiempo uno aprende a entender que la enfermedad es parte de la vida, y como ocurre con los desastres naturales o las pandemias, afecta mucho más si no estás preparada, si tus condiciones ya son precarias. Nunca afecta a todxs de la misma manera y puede ser una catástrofe para los más pobres. En mi caso, el primer año con un diagnóstico de esclerosis múltiple fue uno en el que casi no tuve ingresos pero sí conté con el apoyo de mi familia para pagar el internamiento en una clínica privada y una terapia psicológica. Un año para ver mi vida primero detenida y luego en un piloto automático, que solo aprendes a conducir con ayuda. En ese tiempo solo tuve a mi familia y algunas amistades muy cercanas, y me pude dar cuenta que son casi lo único que importa y lo único que te salva, como lo están viviendo miles hoy en esta pandemia.

Gabriela

Hola Gabriela,

En Salud con lupa nos comunicamos con la Subgerencia de Prensa del Seguro Social de Salud (EsSalud) para indagar sobre tu caso. Enviamos cinco consultas sobre los medicamentos que son parte del programa Farmacia Vecina y las otras alternativas que les podrían dar a pacientes que requieren de fármacos de alto costo controlados, como tú.

Lamentablemente, nos dijeron que aún no tienen respuesta; que todos los funcionarios "están muy ocupados con las acciones de COVID-19", cada uno en una región específica; y que por favor les diéramos más tiempo. Esperamos que comuniquen una solución pronto pues entendemos que todo paciente crónico debe evitar al máximo la exposición y recibir sus medicamentos en una farmacia cerca de casa es una manera de protegerse.

En su página web, EsSalud solo menciona que el programa Farmacia Vecina es para asegurados hipertensos, diabéticos, asmáticos y pacientes con artritis. Para inscribirse, los pacientes se deben comunicar al teléfono 411-8000 y marcar la opción 11. Ahí podrán registrar sus datos personales, indicar la vigencia de la receta médica y el distrito donde residen.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.