EL ATAQUE DEL
CORONAVIRUS

Una guía visual de la infección, los síntomas
de COVID-19 y sus efectos en nuestro cuerpo.

Mientras la ciencia busca una cura para detener la pandemia de COVID-19, la enfermedad ya ha matado a más de 69 mil personas y afectado a más de un millón en el mundo. ¿Qué es lo que causa en nuestro cuerpo este virus que mide una milésima parte de un cabello humano?
El nuevo coronavirus está envuelto en una burbuja de lípidos que se desintegra al contacto con el jabón. Por eso, una de las recomendaciones más importantes de los expertos es que nos lavemos las manos con frecuencia.
Pero ¿Qué pasa si llegamos a contagiarnos? El virus entra a nuestro cuerpo por la nariz, la boca o los ojos.
*Una persona se toca la cara 23 veces por hora en promedio.
Después, se aferra a las células ubicadas en la mucosa de la nariz y la garganta. Allí, el virus utiliza las proteínas que sobresalen de su superficie para secuestrar a una de nuestras células.
Cuando ya está dentro de la célula, le ordena producir más copias del virus. Antes de colapsar y morir, una célula infectada puede liberar millones de copias del virus. Así, comienzan a contagiarse las células vecinas.
En ese momento el cuerpo se da cuenta de la presencia del virus y produce una respuesta inflamatoria para tratar de combatirlo. Nos duele la garganta y la nariz se congestiona.
Luego, el virus se expande por los bronquios hasta llegar a los pulmones, donde provoca una inflamación en las mucosas. Esto genera irritación de la garganta y tos seca persistente.
El cuerpo intenta luchar contra el virus y nos da fiebre. Si el virus pasa de los bronquios a los pulmones, genera una neumonía.
La neumonía crea congestión en los alvéolos. Si estos se infectan y a la vez están congestionados, les queda muy poco espacio para el oxígeno.
Si el cuerpo no recibe suficiente oxígeno, se produce una falla respiratoria y el corazón deja de funcionar. En ese momento necesitamos ser hospitalizados de emergencia y permanecer conectados a un respirador mecánico.
La respuesta inflamatoria de nuestro cuerpo contra el virus es como una guerra entre dos ejércitos. La infección y el sistema inmunológico se enfrentan y causan daños colaterales a nuestros órganos vitales.
Los daños pueden ser tan severos que corremos el riesgo de morir.
Sin embargo, recordemos los datos de la Organización Mundial de la Salud:
El 80% de las personas contagiadas solo desarrollará síntomas leves: fiebre, tos y, en algunos casos, neumonía.
El 14% síntomas severos: dificultad para respirar y falta de oxígeno.

Y solo el 6% tendrá un cuadro grave: falla pulmonar, infección generalizada, problemas en los órganos vitales y riesgo de muerte.
La mayoría se recupera de COVID-19 sin un tratamiento específico. Hasta ahora, se han usado antivirales creados para otras infecciones con el fin de controlar los síntomas.

Fuentes:

OMS, The Lancet, New England Journal of Medicine,
Así secuestra tus células el coronavirus (The New York Times).



Créditos:

Texto: Fabiola Torres / Guión e ilustraciones: Kipu Visual / Desarrollo: Jason Martínez.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.