Foto: Musuk Nolte

La otra América Latina

Un registro de la pandemia en cinco pueblos originarios de la región

En América Latina, la cobertura de la pandemia durante estos meses se ha concentrado en sus capitales y ciudades. Pero esto no es una novedad: desde ahí hablan los presidentes, se crean las políticas públicas y se dictan los estados de emergencia. Sin embargo, el coronavirus ha llegado también a los pueblos más aislados del continente y ahora cerca de cuarenta y cinco millones de indígenas lo están enfrentando sin el respaldo de sus gobiernos. Esto tampoco es una novedad: durante décadas los Estados de la región no han tomado en cuenta las necesidades básicas de los pueblos originarios y, así como una gran mayoría de ciudadanos, se han acostumbrado a verlos como un solo grupo a pesar de sus singularidades.

Los más de ochocientos pueblos originarios de América Latina son tan distintos entre ellos como los espacios que habitan: algunos viven a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, otros en medio de la selva amazónica y un grupo hasta en la isla más remota del mundo. Con condiciones tan diversas, cada uno necesita un plan de emergencia ajustado a su medida, pero gran parte de sus gobiernos los han desatendido durante la pandemia: unos tardaron meses en establecer protocolos de sanidad para las comunidades, otros informaron las medidas de prevención en una lengua que no entienden, y la mayoría no les entregó medicinas ni pruebas de descarte para llevar un registro de los contagios.

Este especial no pretende ser una radiografía del desamparo de las comunidades indígenas en la región, sino la evidencia del valor que tienen en nuestro territorio. En cada una de las historias, incluso en las que parten de una denuncia, sobresalen su resistencia, sabiduría y espíritu de comunidad. Si en las ciudades vaciamos los anaqueles del supermercado para llenar nuestras alacenas, los achuar en Ecuador comparten su pesca del día con los vecinos para que todos tengan al menos una comida. En Isla de Pascua, la economía de los rapanui se desplomó al cerrarse el turismo pero ahora ellos ocupan su tiempo limpiando sus playas y cultivando huertos. Ante la falta de medicamentos, los habitantes de San Antonio de Lomerío, en Bolivia, han envasado una de sus plantas medicinales para calmar los síntomas del COVID-19. En Guatemala, una radio comunitaria ha llenado el silencio del gobierno al traducir información relevante sobre la pandemia a los mayas de Xenacoj. Y finalmente, en Venezuela, los waraos que migran hacia Brasil no olvidan a quienes se quedaron atrás y comparten con ellos todo lo que tienen.

Desde Salud con lupa publicamos este especial como una forma de internarnos en la otra América Latina.

Reportaje30 Julio, 2020

Ecuador: la carretera que transportó el coronavirus a una comunidad achuar

A inicios de este año se inauguró una nueva carretera en la comunidad achuar de Copataza. Una aparente señal de progreso que podría haber detonado la propagación de la pandemia en este territorio de la Amazonía ecuatoriana.

Reportaje30 Julio, 2020

Chile: los rapanui recuperan la tranquilidad de su isla durante la pandemia

En los últimos veinticinco años, el desarrollo de Isla de Pascua se sostuvo gracias a la visita masiva de turistas que llegaron a conocer al pueblo rapanui y el misterio de sus moais. Hasta que en marzo de este año la pandemia obligó a cerrar sus fronteras derrumbando gran parte de su economía. Lejos de considerarlo una desgracia, los rapanui han sabido adaptarse a la crisis apoyándose en su cultura milenaria.

Reportaje30 Julio, 2020

Venezuela: el éxodo de los waraos los deja sin un lugar seguro frente al COVID-19

Los waraos son el segundo pueblo indígena más numeroso de Venezuela. A partir de 2016, recorren cerca de 500 kilómetros desde el Delta del Orinoco hacia Brasil en busca de una vida menos riesgosa. Sin embargo, la crisis sanitaria por el coronavirus los ha dejado sin lugar donde guarecerse.

Reportaje30 Julio, 2020

Guatemala: una radio comunitaria traduce la pandemia a los mayas de Xenacoj

En Guatemala, más del 43% de la población habla al menos uno de sus veinticuatro idiomas originarios. Frente a un Gobierno que casi sólo se comunica en español, Radio Naköj ha transmitido en maya kaqchikel las medidas de seguridad necesarias para evitar los contagios en Santo Domingo de Xenacoj.

Reportaje30 Julio, 2020

Bolivia: la comunidad de Lomerío envasa una planta medicinal para enfrentar al COVID-19

Ante la falta de doctores y medicinas, los habitantes de San Antonio de Lomerío han tenido que recurrir a sus saberes ancestrales para calmar los síntomas del COVID-19. Hoy comercializan la infusión de kutuki, una planta que crece en su territorio, con la promesa de ser un remedio efectivo contra el virus.

Créditos:

Coordinación General: Fabiola Torres López / Edición: Juan Francisco Ugarte y Stefanie Pareja / Fotografía de portada: Musuk Nolte / Edición de audios: Mayté Ciriaco / Visualización de datos: Jason Martínez

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.