Comprueba

Uso incorrecto de mascarillas genera falsa seguridad y aumenta riesgo de COVID-19

Miles de personas en el mundo están usando tapabocas de distintos materiales y en forma inapropiada a partir de recomendaciones tergiversadas. Esto genera una falsa sensación de protección y el descuido de otras medidas esenciales para reducir los riesgos de contraer la enfermedad que causa el nuevo coronavirus.

Uso de mascarillas.jpg
Varias personas usan tapabocas de distintos modelos y materiales en un mercado en Perú. Foto: Ministerio de Agricultura y Riego del Perú

El debate sobre el uso de tapabocas o mascarillas en espacios públicos continúa sin que exista un consenso o evidencia científica suficiente para recomendarlas como un método efectivo de prevención de contagio de la infección respiratoria COVID-19 entre la población.

En lo que sí existe consenso es que su uso indiscriminado e incorrecto genera dos problemas: el desabastecimiento de ese equipo de protección personal y una sensación de falsa seguridad que puede aumentar los riesgos de contagio entre quienes lo usan de forma inapropiada.

En los últimos días, varios mensajes y contenidos en los medios y redes sociales en los que se afirma que las mascarillas son la mejor alternativa para detener el contagio del virus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, han generado mayor confusión sobre su uso.

Por ejemplo, se ha hecho una interpretación incompleta de estadísticas sobre las diferencias en el número de casos de contagios en países que usaron más o menos mascarillas. La comparación atribuye a Japón, Corea del Sur, Singapur y la región administrativa china de Hong Kong un supuesto éxito para reducir el contagio por el uso de mascarillas.

Esta afirmación que circuló en redes sociales se basa en una gráfica del Centro de Recursos de COVID-19 de la Universidad Johns Hopkins, pero se descontextualiza el dato para tratar de sostener que “los países de Occidente están experimentando tasas altas de COVID-19 en comparación con los asiáticos debido a la aversión occidental a usar mascarillas”.

mask-and-no-mask.jpg

Los autores de esta especie de manifiesto público en contra de la negativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a recomendar el uso generalizado de mascarillas o tapabocas dejan de lado otras medidas que han sido reconocidas como las más efectivas para mitigar la pandemia en los países mencionados líneas arriba:

  • Restricciones severas a la movilidad de enfermos y población en general.
  • Cuarentenas, seguimiento y vigilancia social.
  • Pruebas masivas de detección.

Otro dato tergiversado sobre este tema es un vídeo realizado por una joven que se identifica como originaria de República Checa en el que enfatiza que las prácticas de distanciamiento social e higiene entre la población de ese país son una buena estrategia de mitigación e incluye la recomendación del uso generalizado de mascarillas.

Para la especialista mexicana en Neurociencias, Yasmín Escobedo Lozoya, el uso masivo de tapabocas o mascarillas “llega a generar una falsa sensación de invulnerabilidad al virus”. Esta situación, expuso en una entrevista con Verificado, puede hacer que “descuiden medidas de gran importancia como el lavado de manos y el mantener la distancia, idealmente dos metros de otras personas. Esta es la razón por la que en Alemania no se recomienda el uso del cubrebocas al público en general”.

Si la persona no está acostumbrada a usar tapabocas, explicó Escobedo, “la incomodidad puede inducir a tocarse con más frecuencia la cara y los ojos para acomodarlo y así aumenta las probabilidades de contagiarse". Con ella coincidió la psicóloga social Nasnia Oseransky: "(...) me queda claro que la mascarilla es un símbolo más que un hecho material de protección. Nos da una falsa sensación de seguridad, una seguridad psicológica a fin de cuentas”. En la misma línea se ha pronunciado la directora del Centro de Ciencias de Salud Global del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Rebecca Katz, en una entrevista con CNN.

Para reforzar este mensaje, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un resumen científico el pasado 29 de marzo sobre formas de contagio de COVID-19 y recomendaciones para evitarlo. En este documento se enfatiza en el uso racional y apropiado de todos los equipos de protección personal, que incluyen las mascarillas.

Mascarillas Covid-19


Salud con lupa es parte de la Alianza #CoronaVirusFacts / #DatosCoronaVirus, que integran de más de 100 verificadores de datos del mundo que luchan contra la información errónea relacionada con la pandemia COVID-19. Puedes conocer más información sobre la alianza aquí. Somos parte también de LatamChequea en este esfuerzo colaborativo en tiempos de crisis para combatir la infodemia.

Reproducimos un resumen de la nota originalmente publicada por nuestro aliado Verificado.

Autores:

Verificado.jpg

Verificado

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.