Noticias

¿Cuánto costará finalmente el nuevo hospital de El Salvador?

El Gobierno de Nayib Bukele no ha aclarado hasta la fecha tres puntos claves sobre el megahospital construido durante la pandemia: la inversión total, el impacto ambiental y su sostenibilidad.

Hospital El Salvador.jpg
La etapa 3 del Hospital de El Salvador tendría que haberse entregado en julio. Esta foto fue tomada el 10 de octubre pasado, y el gobierno dice que tiene un avance de 80 %. Cecibel Romero

El 21 de junio el presidente Nayib Bukele inauguró el megahospital de El Salvador para la atención de pacientes con Covid-19. Sin embargo, esta obra ha generado varios temas de discusión. Estos son tres puntos claves que el Gobierno aún no esclarece.

El costo total

El Ministro de Obras Públicas, Romeo Herrera, no ha rendido cuentas detalladas sobre cuánto ha costado cada una de las fases del Hospital El Salvador y de qué partidas se utilizó el dinero para ejecutarlo. El 21 de mayo, el último reporte entregado por el funcionario a la Asamblea Legislativa indicaba que ya se habían desembolsado 20 millones de los 70 millones de dólares previstos.

El Gobierno no ha actualizado los informes de gastos a la Asamblea, a pesar que la Ley de Emergencia indica que debía entregar la liquidación de gastos 30 días después de finalizada la emergencia. La Corte de Cuentas tampoco ha entregado ningún avance de las auditorías que realiza a dicho complejo hospitalario. En la página de compras públicas de Internet (Comprasal) no es posible seguir la pista a los gastos efectuados en la segunda fase de construcción y la tercera que aún no se termina.

El 21 de junio, día de la inauguración de la primera fase del hospital, el presidente Bukele dijo que en total se gastarían 75 millones, es decir, cinco millones de dólares más de lo anunciado en marzo.

El impacto ambiental

El 30 de marzo, el director general de Evaluación y Cumplimiento Ambiental, Carlos Schonenberg, dijo que la obra no requiere de un estudio de impacto ambiental. Su justificación se centró en que los pabellones de la ex Feria Internacional solo tendrían readecuaciones para convertirse en el nuevo hospital. Sin embargo, el funcionario indicó que para el equipamiento y funcionamiento del servicio se debería realizar un estudio de impacto ambiental.

En el caso del parqueo donde se levanta un edificio que será parte de la tercera fase de construcción del hospital, el Ministerio de Medio Ambiente facilitó el permiso el 19 de marzo con el argumento de “es de carácter temporal, se proyecta un edificio de usos múltiples (parqueo, oficina)". Sin embargo, esto cambió y la infraestructura tendrá un uso permanente.

Al leer las resoluciones emitidas por el ministerio, el biólogo Néstor Herrera considera que hubo un trato preferencial y que, en el caso del edificio externo, se necesitaba medir totalmente el impacto: “es un edificio y una construcción completa y no debieron saltarse los procesos tan a la ligera como lo hicieron. Esta flexibilidad no se la aplicarían a cualquiera”. Herrera explicó que el hospital generará desechos tóxicos que debieron evaluarse antes de su construcción.

Sostenibilidad

Según la Organización Mundial de la Salud, un hospital de campaña es "una infraestructura de atención sanitaria móvil, autocontenida y autosuficiente que se puede desplegar, instalar y expandir, o en su defecto desmantelar, con rapidez para satisfacer las necesidades inmediatas de atención de salud durante un lapso determinado." El Salvador rechazó esta opción que tomaron otros países de Centroamérica y que les costó entre uno a diez millones de dólares. El Gobierno apostó por una inversión permanente de más de 70 millones de dólares.

El economista Ricardo Castañeda plantea que nunca se presentó un estudio técnico que justificara la compra de 1.000 camas de cuidados intensivos. No se tomaron en cuenta los gastos de funcionamiento y mantenimiento. “Cada vez que se hace un invierte un monto significativo en infraestructura, se tiene que planificar el gasto corriente porque un hospital requerirá médicos, enfermeras y otros profesionales. Ese gasto corriente debe ser considerado para la sostenibilidad”, explica.

Salud con Lupa tuvo acceso a la lista de personal médico y administrativo contratado. El pago mensual de salarios para los 1.089 empleados es de más de un millón de dólares. Y falta sumar el pago de personal que trabaja por horas.

El 10 de setiembre, la Asamblea aprobó 15.4 millones para el pago de remuneraciones hasta finalizar el año. A finales del mes, el Ministerio de Hacienda presentó el proyecto de presupuesto para 2021 solicitando una partida de 60 millones de dólares para el nuevo Hospital El Salvador. Varios de los hospitales nacionales tienen presupuestos mucho más pequeños para su funcionamiento anual.

Presupuesto de los 30 hospitales

De los $757 millones que recibió el Ministerio de Salud en el año 2020, la mitad está destinada al funcionamiento de los 30 hospitales del país. La Asamblea aprobó $15 millones de un préstamo del BID para el funcionamiento del Hospital El Salvador en lo que resta del año, un poco más de lo que recibió el Hospital de Sonsonate para todo el año.
Hospital Presupuesto
(Dólares)
Fuente: Ministerio de Hacienda

Autores:

Cecibel_Romero.jpg

Cecibel Romero

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.