Noticias

Solo una clínica firmó un contrato con el SIS para atender a pacientes Covid

La Clínica Javier Prado fue la única en responder a la convocatoria del Seguro Integral de Salud (SIS) para garantizar la atención de sus pacientes graves de Covid-19. En noviembre de 2020 se vencieron los contratos con 26 clínicas para atender a los afiliados del SIS en sus instalaciones.

Perú / Unidad de cuidados intensivos / UCI / EFE Paolo Aguilar
Desde el inicio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, cientos de familiares de pacientes con Covid-19 denunciaron que clínicas privadas les exigían pagos que oscilaban entre S/ 100 mil y S/ 700 mil por la atención. EFE/Paolo Aguilar

El Seguro Integral de Salud (SIS) informó que hasta el momento solo ha firmado contrato con una clínica para poder referir a pacientes graves de Covid-19 desde hospitales del sector público desbordados por la segunda ola de coronavirus. El servicio permitiría que afiliados al SIS con insuficiencia respiratoria aguda grave lleguen por el servicio de emergencia de la clínica y sean atendidos en su Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con ventilador mecánico.

La Clínica Javier Prado, ubicada en Lima, fue la única en presentar una propuesta para el quinto proceso de contratación nacional de clínicas privadas y mixtas que lanzó el SIS el 20 de enero. De acuerdo con una nota de prensa del SIS, en los próximos días se lanzará una sexta convocatoria invitando a las clínicas para que “se sumen al objetivo nacional de brindar atención especializada a la población afectada con Covid-19”.

Hace dos días, el vocero de la Asociación de Clínicas Particulares del Perú (ACP), Sebastián Céspedes, declaró a un medio que “los convenios están abiertos, pero por alguna razón tanto el SIS como EsSalud no están derivando más pacientes a las clínicas”. Sin embargo, el comunicado del SIS precisa que los contratos firmados con 26 clínicas privadas en 2020 terminaron el 27 de noviembre pasado.

En el período en que estos contratos estuvieron vigentes, entre junio y noviembre, solo 9 pacientes del SIS fueron derivados a las clínicas.

Abusos en pandemia

Desde el inicio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, cientos de familiares de pacientes con Covid-19 denunciaron que clínicas privadas les exigían pagos que oscilaban entre S/ 100 mil y S/ 700 mil por la atención. La avalancha de quejas y la falta de facultades de la Superintendencia Nacional de Salud (SuSalud) para regular las tarifas de servicios, resultó en un ultimatum del entonces presidente de la República, Martín Vizcarra: las clínicas tenían 48 horas para negociar con el Ministerio de Salud (Minsa) sobre las tarifas para pacientes Covid-19 o se suprimirían sus derechos de propiedad -una medida contemplada en la Constitución peruana.

Para ese momento, la ACP había desconocido un acuerdo con el SIS respecto a las tarifas para atender a los afiliados que fueran derivados a las 65 clínicas que integran la asociación. El acuerdo roto apuntaba al pago de S/ 3.320 diarios por cama UCI en clínicas de nivel II y S/ 3.539 en las de nivel III. Además, por día de hospitalización, el SIS debía pagar S/ 757,39 y S/ 759,66 respectivamente.

Luego, en la mesa de negociación con el Minsa se fijó el monto de S/ 55 mil más IGV por un período de días que podía ir desde uno hasta más de 30 días.

Como Salud con lupa ha señalado en varios reportajes, no hay una entidad del Estado que regule las tarifas de las clínicas. Además, el negocio privado de la salud en Perú presenta una oferta concentrada, con varias clínicas y empresas de seguros pertenecientes al mismo grupo empresarial.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.