Comprueba

Los termómetros infrarrojos no matan las neuronas, ni afectan la salud

A través de un video que circula en las redes sociales, un médico intenta instalar la idea de que termómetros infrarrojos, utilizados por comercios para medir la temperatura de sus clientes, matan las neuronas y ocasionan enfermedades. Una afirmación que ya ha sido desmentida por la FDA y por diferentes expertos que han explicado que estos dispositivos no son dañinos y que es falso que desprendan radiación infrarroja.

Termómetro infrarrojo_persona.jpg
La FDA sugiere el uso de termómetros infrarrojos en los procesos de reapertura comercial con el fin de reconocer uno de los síntomas del COVID-19, no entrar en contacto directo con las personas y evitar la expansión del virus.

En las últimas semanas se ha empezado a compartir en algunos países de América Latina, como México y Colombia, un video titulado “La pistolita de temperatura mata neuronas”. En estas imágenes aparece un doctor llamado José Mena, quien expone los supuestos peligros que supone medir la temperatura con un termómetro infrarrojo, un dispositivo médico que actualmente utilizan comercios de todo el mundo en la entrada de sus locales para saber si una persona tiene fiebre y así reconocer uno de los síntomas relacionados con el nuevo coronavirus. 

En el video, Mena advierte que colocar un termómetro infrarrojo en la cabeza de una persona para medir su temperatura se asemeja a "realizar rayos X" y puede desencadenar en la muerte de neuronas, lo que causaría "problemas en el sistema nervioso". Además, asegura que para las autoridades sanitarias "no es conveniente que se conozca sobre los daños que puede ocasionar este dispositivo, pues necesitan vender más medicamentos". Esta información es falsa. 

En su sitio oficial, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) explica que los termómetros infrarrojos no son dañinos para el cuerpo, ni causan alguna enfermedad, debido a que no desprenden radiación infrarroja. 

Estos aparatos son capaces de brindar una medida exacta y rápida de la temperatura, lo que permite identificar a las personas con fiebre. Por eso, la FDA sugiere su uso en los procesos de reapertura comercial tras el confinamiento por la pandemia con el fin de reconocer uno de los síntomas del COVID-19, no entrar en contacto con las personas y evitar la expansión del virus.

El médico cirujano y docente del programa de Medicina de la Fundación Universitaria San Martín, Fernando Montoya, explica que este tipo de termómetros se limitan a leer el calor que emite la persona, pero en ningún caso emiten radiación. "No existe ningún peligro. Es importante no confundir el aparato que emite radiación con el que lee radiación. Algunos de los termómetros infrarrojos emiten una luz visible para facilitarle al manipulador que oriente el aparato al sitio que desea medir con precisión", afirma. Según Montoya, esa luz "no es peligrosa" y algunos termómetros ni siquiera la tienen.

Para el investigador en neurociencias de la Universidad de Antioquia (Colombia) Andrés Villegas Lanau, el termómetro infrarrojo no tiene por qué causar ningún daño para la salud si se manipula de manera adecuada. "El termómetro no está teniendo ningún contacto con nosotros, entonces no puede generar la muerte de neuronas. No afecta para nada a las estructuras encefálicas", explica.

Estos termómetros miden la temperatura del punto al cual se está apuntando, es decir, hacia dónde se apunta el sensor. Por eso, no es lo mismo tomarlo en la mano, en la frente y el cuello, subraya Villegas, quien considera que lo más indicado sería tomar la temperatura en el cuello o en la frente para tener una medida exacta y más cercana a lo que se busca conocer.

Preguntado por sus afirmaciones, el doctor José Mena Abud, inscrito en el Registro Nacional de Profesionistas de México, reconoció que su voz corresponde a la del audio del vídeo y aseguró que cuenta con "todas las evidencias científicas", pero declinó ofrecer detalles sobre las mismas.

Es importante resaltar que la Organización Mundial de la Salud asegura que "los termómetros sin contacto resultan eficaces para detectar a personas con fiebre (...) sin embargo, no permiten detectar a personas infectadas por el virus de la COVID-19".

Con información de la Agencia EFE.

Autores:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.