Suplementos para deportistas: una falsa necesidad

Los suplementos para deportistas ofrecen mejorar su condición y rendimiento. Sin embargo, Salud con lupa expone evidencia científica que esclarece que el colágeno, la carnitina y los batidos proteicos no aportan más que lo que una buena alimentación garantiza para asegurar un gran desempeño.

A pesar de la creciente industria de suplementos vitamínicos y de la publicidad en los gimnasios, los productos dirigidos a los deportistas no sirven para mejorar su rendimiento en fuerza, masa muscular, velocidad y resistencia. Según el Colegio Americano de Medicina Deportiva, la Asociación Estadounidense de Dietética y la Asociación de Dietistas de Canadá, una buena alimentación para todos los que practican una disciplina deportiva debe ser similar a la de cualquier persona que lleva una vida saludable. “Los suplementos de vitaminas y minerales no son necesarios si se consume la energía adecuada para mantener el peso corporal de una variedad de alimentos”, se lee en un pronunciamiento suscrito por estas tres organizaciones en 2013.

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas de Perú (Digemid), que depende del Ministerio de Salud, advierte que el consumo excesivo de suplementos puede ocasionar daños al corazón y al estómago, así como generar cálculos renales. Por eso, estos productos deben consumirse bajo prescripción médica.

Si bien el buen rendimiento de cualquier deportista está relacionado con su alimentación, hay otros factores como el genético, socioeconómico, ambiental y el relativo al tipo de entrenamiento que determinan su desempeño, advierten el Colegio Americano de Medicina Deportiva, la Asociación Estadounidense de Dietética y la Asociación de Dietistas de Canadá. Así, la industria de alimentos deportivos promueve estos productos basada solo en estrategias de Márketing.

Salud con lupa expone las datos falsos sobre tres suplementos deportivos (batidos de proteínas, colágeno y carnitina) que se ofrecen como maravillas nutricionales para el rendimiento de los deportistas.

suplementos deportivos.jpg
INNECESARIOS. Los suplementos de vitaminas y minerales son innecesarios si se cumple con una dieta balanceada. / Pixabay

Los batidos de proteínas no hacen ganar músculos

Estas bebidas se promocionan como “adelgazantes que aumentan la masa muscular y multiplican el rendimiento en el gimnasio”. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) y la Digemid advierten que los batidos de proteínas son suplementos nutricionales que no son imprescindibles para un deportista a menos que presente algún tipo de déficit de vitaminas. En ese caso, el suplemento debe ser recomendado por un nutricionista o un médico.

El consumo de batidos de proteínas (soluciones en polvo) no ofrece ninguna ventaja o beneficio extraordinario frente a alimentos con nutrientes similares como una pechuga de pollo. La diferencia entre el consumo de un suplemento y un alimento natural es que el batido está disuelto y se digiere más rápido en nuestro organismo, es decir, llegará más rápido al músculo para repararlo.

Un estudio de la Universidad de Glasgow, en Escocia (Reino Unido), liderado por el profesor Stuart Gray, especialista en fisiología del ejercicio y ciencias del deporte, demostró que es falso que estos batidos sirvan para multiplicar el efecto del entrenamiento y para aumentar más rápido la musculatura. La pruebas realizadas con suero de leche mostraron que, al consumir este suplemento el cuerpo recibe más proteínas de las que realmente necesita. Al consumir este suero, el cuerpo solo utiliza dos gramos de una porción para la reparación muscular, mientras que el resto se quema como energía, se almacena como grasa o se expulsa al orinar.

pesas.jpg
INÚTIL. Las cápsulas de colágeno hidrolizado no reparan los músculos, tendones, ligamentos ni cartílagos porque nuestro cuerpo no asimila este suplemento. / Pixabay

El suplemento de colágeno no se queda en el cuerpo

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo. Como todas las proteínas, está compuesta por cadenas de aminoácidos que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos. Es un componente esencial de los huesos, tendones, ligamentos, cartílagos y la piel. Sin embargo, a medida que envejecemos, los niveles de colágeno empiezan a bajar en nuestro organismo.

La industria de suplementos promueve los suplementos de colágeno como la proteína ideal para ayudar a construir y reparar los músculos, tendones, ligamentos y cartílagos afectados durante el ejercicio.

Cuando ingerimos suplementos de colágeno en cápsulas o en polvo, se trata de colágeno hidrolizado: aparentemente, para facilitar su absorción en nuestro organismo, el colágeno viene descompuesto en sus aminoácidos: glicina, prolina y lisina. Sin embargo, los seres humanos asimilamos estos aminoácidos por separado y los destinamos a los usos más diversos. Así, la proteína original, el colágeno, deja de existir y servir para su supuesto uso.

“Un suplemento de colágeno no puede ser asimilado y distribuído por el torrente sanguíneo hasta llegar a la piel en una concentración adecuada”, explica José Miguel Mulet, profesor de bioquímica y biología molecular de la Universidad de Valencia (España), en su libro Medicina sin Engaños. Al respecto, el nutricionista Juan Revenga hace una analogía de una errada creencia: “pretender que esos aminoácidos se destinen nuevamente a formar la proteína de colágeno es tan ridículo como lanzar desde la luna las piezas de un auto y pretender que lleguen enteras a la Tierra”.

¿Hay acaso algún suplemento de colágeno que sea efectivo? No, no hay hasta la fecha suficientes ensayos clínicos en seres humanos que prueben los beneficios terapéuticos atribuidos a este producto. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) tiene dos estudios realizados por su panel de expertos en productos dietéticos, nutrición y alergias.

El primero, del 30 de junio de 2011, se titula «Scientific Opinion on the substantiation of a health claim related to collagen hydrolysate and maintenance of joints pursuant to Article 13(5) of Regulation (EC)». Se trata de una opinión científica basada en varios estudios sobre personas físicamente activas, una investigación aplicada en animales y dos in vitro. El panel determinó que no podía establecerse una relación de causa-efecto entre la ingesta de 10 gramos al día de este suplemento (hidrolizado de colágeno, a partir de piel bovina y porcina) y el mantenimiento de las articulaciones en personas físicamente activas.

El segundo estudio, del 20 de junio de 2013, está firmado por el mismo panel de expertos y explora sus efectos en la mejora de la elasticidad de la piel y la reducción del volumen de las arrugas. Los expertos tampoco encontraron evidencia sobre el consumo de suplementos de colágeno y los efectos sobre la piel.

grasas.jpg
ENGAÑO. Los suplementos de carnitina se ofrecen como quemadores de grasa y acumuladores de energía. Sin embargo, las evaluaciones científicas concluyen que no funcionan. / Pixabay

Carnitina: un quema grasas que no funciona

Los suplementos de carnitina se ofrecen en polvo y en cápsulas como productos para quemar grasas. Se fabrican con carnitina, una enzima formada a partir de dos aminoácidos (lisina y metionina) que componen las proteínas. La carnitina está muy relacionada con la forma cómo nuestro organismo procesa las grasas, ya que colabora en la introducción de los lípidos en la mitocondria celular, donde tienen lugar las reacciones de transformación de nutrientes en energía dentro de las células.

La carnitina como suplemento para deportistas se ha popularizado como un producto que mejora la fabricación de energía en personas que practican una actividad física de moderada a intensa. Sin embargo, estudios como “Effect of L-carnitine on weight loss and body composition of rats fed a hypocaloric diet. Annals of nutrition and metabolism”, del Instituto de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Halle (Alemania); y “Effects of exercise intensity and altered substrate availability on cardiovascular and metabolic responses to exercise after oral carnitine supplementation in athletes. International journal of sport nutrition and exercise metabolism”, del Instituto Australiano del Deporte, Canberra (Australia), concluyeron que este suplemento no mejora el rendimiento deportivo ni ayuda a quemar mejor las grasas.

En el primer estudio que citamos se usaron ratas divididas en dos grupos: uno tratado con una alimentación saludable y otro al que se le complementó la dieta con el suplemento de carnitina. Después de 23 días, no hubo diferencias significativas entre ambos grupos. Mientras que el segundo estudio se aplicó en quince atletas varones entrenados en resistencia y que realizaron pruebas de ejercicio después de una dieta alta en carbohidratos, grasas y carnitina. Los resultados mostraron que no hubo diferencias significativas entre las tasas de hidratos de carbono y carbohidratos en todo el cuerpo y la oxidación de grasas.

Las investigaciones sí han encontrado que el suplemento de carnitina funciona en casos específicos como personas con obesidad, ya que su organismo no es capaz de generar una correcta cantidad carnitina. No obstante, se ha comprobado que si una persona inicia con una rutina de ejercicios volverá a producir la cantidad necesaria de carnitina sin necesidad de tomar el suplemento.

Las fuentes de carnitina en nuestra alimentación son principalmente de origen animal y se incluyen el grupo de carnes, especialmente carnes rojas, así como pescados. El contenido de esta enzima en alimentos vegetales como cereales, hortalizas, leguminosas o frutas es bastante más reducido.

Autores:

Leer más

Fact-checking8 de Julio de 2019

Los fraudes de la industria de productos naturales

Salud con lupa desmonta los engaños publicitarios de cuatro productos naturales. Las empresas que los fabrican los promocionan como medicamentos pese a que solo tienen registros sanitarios de alimentos.
Fact-checking8 de Julio de 2019

La cifra inflada de las farmacéuticas

Un ejecutivo de la industria dijo en junio que el costo de investigación y desarrollo de un medicamento es de 2.500 millones de dólares, pero hay estudios que demuestran que esa cifra es sesgada y exagerada.
Fact-checking16 de Julio de 2019

Cuando los libros escolares mienten sobre sexualidad

Los textos de varios colegios católicos y evangélicos en el Perú contienen información sesgada y pseudocientífica en temas de salud reproductiva y sexualidad. Analizamos libros de cinco editoriales que revelan estas fallas.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.