Noticias

Colombia: Suspenden proyecto funerario de empresa beneficiada con cremaciones

La obra era ejecutada por Consorcio Exequial SAS, una de las empresas que ha recibido más dinero público para la cremación de personas fallecidas por COVID-19 en Colombia, según reveló Salud con lupa y Cuestión Pública.

consorcioExequial.jpeg
Consorcio Exequial

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), la autoridad ambiental de este departamento en Colombia, suspendió las actividades en un complejo funerario que se ejecutaba en el municipio de La Calera, vecino de Bogotá, por el incumplimiento a la norma sobre gestión integral de residuos en la construcción y demolición del citado proyecto.

Un informe de Salud con lupa y Cuestión Pública sobre los costos de las cremaciones en Colombia reveló que la sociedad Consorcio Exequial SAS, encargada de ejecutar el cuestionado complejo funerario, es una de las empresas que ha recibido más dinero público para prestar sus servicios en la cremación de personas fallecidas por COVID-19 en Colombia, pero ha sido demandada en al menos 25 procesos judiciales, entre mayo de 2016 y mayo de 2020.

La investigación periodística detalla que la empresa enfrenta un litigio con la Alcaldía de La Calera por la construcción de un complejo funerario. Los habitantes de este municipio se oponen a la obra por su cercanía al río más importante de la región, el Teusaca. “En abril pasado, Carlos Cenen Escobar, el alcalde del municipio, envió cartas a la Fiscalía, la Contraloría, la Procuraduría y a la magistrada Nelly Yolanda Villamizar, del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, para que inicien investigaciones porque, según la administración, este parque cementerio se estaría construyendo con argucias jurídicas de por medio”, refiere el informe.

La CAR Cundinamarca informó que notificará del proyecto funerario a la Fiscalía General de la Nación.

Reacciones en Tolima

Tras el análisis de 79 contratos públicos, Salud con lupa y Cuestión Pública hallaron a las funerarias que más se han beneficiado con el servicio de incineración de los muertos por COVID-19 en los contratos públicos firmados con alcaldías y gobernaciones en Colombia. Así se determinó que en el departamento de Tolima están los municipios que más contratos han realizado para la cremación, disposición, traslado e inhumación de cadáveres por COVID-19. De hecho, hay cuatro municipios que firmaron contratos sin tener aún fallecidos a causa de esta enfermedad: Honda, Villahermosa, Flandes y Fresno. Villahermosa ni siquiera tiene casos de contagio.

Esta denuncia ha sido recogida por la prensa de Tolima. En el seguimiento del caso, el Nuevo Día destaca que siete de los nueve municipios del departamento tienen suscritos contratos por servicios funerarios por COVID-19. Para los contratos de Honda, Villahermosa, Flandes y Fresno, el medio refiere que la mayoría tiene plazos de ejecución vigentes para todo el 2020.

Según la alcaldía de Villahermosa, consultada por Salud con Lupa y Cuestión Pública, los municipios están obligados a celebrar contratos para atender fallecimientos por COVID-19 para los casos específicos de personas sin cobertura funeraria. “El contrato de servicios funerarios tiene una vigencia hasta el tope del presupuesto contratado, a la fecha no se ha requerido ningún servicio, por lo tanto, sigue vigente”, indicó Valentina Castañeda, secretaria de gobierno vía correo electrónico.

Las alcaldías de Honda, Flandes y Fresno también fueron consultadas, pero no se obtuvo respuesta.

Autores:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.