El líder terrorista Abimael Guzmán muere en prisión por problemas de salud

Noticias

El líder terrorista Abimael Guzmán muere en prisión por problemas de salud

El cadáver del fundador de Sendero Luminoso fue trasladado a la Morgue Central del Callao para la necropsia de ley, mientras que su esposa Elena Iparraguirre ha pedido que le entreguen los restos.

265ad29295a47e2f29ea696174ab7b65fad536afw.jpg
El líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, durante una audiencia en la Base Naval del Callao (Perú).

El fundador de la organización terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, falleció este sábado a los 86 años en la prisión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao por complicaciones en su estado de salud, según informó el centro de reclusión.

Guzmán, de quien no se precisó la causa exacta de su deceso, presentaba una serie de problemas de salud en las últimas semanas por las cuales fue atendido en la prisión de máxima seguridad donde cumplía su sentencia. Sin embargo, se había negado a ser transferido a un centro de salud, después de rechazar ingerir alimentos por algunos días.

En un comunicado, el Comité Técnico del Centro de Reclusión (Cerec) de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao informó que su muerte se produjo este sábado a las 6.40 a.m. y la noticia fue comunicada al comité técnico para dar parte al Ministerio Público para las diligencias de ley.

Guzmán presentaba un deterioro de su salud desde el 13 de julio pasado y recibió atención geriátrica el día 20 de ese mes en un centro de salud, según informó la jefa del INPE, Susana Silva, a RPP Noticias. "Son datos sensibles. Por el hecho de la edad había presentado problemas de hipertensión y se generó todo para que se le trasladara al hospital de la base naval", explicó Silva.

La funcionaria precisó que Guzmán recibió el alta médica el 5 de agosto y era monitoreado en el tópico del centro de reclusión, pero que el jueves nuevamente se reportó que estaba débil y fue atendido por otro médico.

El deceso se produce un día antes de que se cumplan 29 años de la detención de Guzmán en Lima junto a la cúpula de Sendero, una organización terrorista señalada como la responsable de la mayor parte de los 69.000 muertos que dejaron en el Perú entre 1980 y 2000 los atentados terroristas y la represión del Estado.

Exámenes forenses

Por la tarde, los restos de Abimael Guzmán fueron trasladados a la Morgue Central del Callao, para la necropsia de ley, mientras que su esposa Elena Iparraguirre ha pedido que le entreguen los restos.

El Ministerio Público dispuso la intervención de un equipo multidisciplinario de médicos forenses y peritos de la Morgue Central del Callao y de la Morgue Central de Lima para que efectúen la necropsia y los exámenes antropológico, de odontología forense, biología y de ADN.

Los representantes del Ministerio Público, la Policía Nacional y de la Marina de Guerra, que custodian la prisión de máxima seguridad en la que estaba recluido, participaron en las labores de levantamiento del cadáver y el traslado en un vehículo policial a la morgue.

El tanatorio en la provincia del Callao estaba fuertemente custodiado por la policía cuando llegó el vehículo e impidió que los periodistas se acercaran a la puerta.

Minutos después llegó a la morgue el abogado de Guzmán, Sebastián Chávez, quien declaró a los periodistas que su esposa, la también condenada por terrorismo Elena Iparraguirre, ha pedido que le entreguen los restos de su esposo fallecido.

Iparraguirre, considerada la número dos de Sendero Luminoso, cumple cadena perpetua en el penal de mujeres de Chorrillos, en Lima, después de haber compartido algunos años la carcelería en la Base Naval, igual que Guzmán.

Guzmán y su esposa, junto a la cúpula de Sendero Luminoso, fueron condenados por terrorismo, tras su captura en 1992, y recluidos en celdas de máxima seguridad a raíz de las más de 69.000 víctimas ocasionadas en mayor número por su agrupación entre 1980 y 2000.

El debate sobre el lugar donde se depositarán los restos de Guzmán responde a las voces de diversos sectores políticos que proponen que sea cremado para evitar que exista una tumba que pueda generar la peregrinación de sus simpatizantes.

Sobre este asunto, el Ministerio de Justicia de Perú advirtió que toda manifestación pública que rinda homenaje a líderes terroristas, como Abimael Guzmán, será considerado un delito de apología al terrorismo, penado con hasta 15 años de cárcel.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.