Noticias

Familia de secretaria del comité de ética de los ensayos clínicos en Perú recibió vacunas secretas

Roxana Lescano Guevara es secretaria técnica del comité de ética que supervisa todos los ensayos clínicos de las vacunas Covid-19 que se prueban en el Perú. Su hermano y su cuñada fueron inoculados en secreto con las dosis experimentales de Sinopharm.

Youtube Video – 4.jpg

Hace una semana conocimos una lista de más de 400 personas, que incluyó a un presidente, altos funcionarios, diplomáticos, médicos y hasta gerentes de laboratorios, que fueron vacunadas en secreto con dosis de Sinopharm, de forma paralela al ensayo clínico formal en el Perú, a cargo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Según el contralor de la República, Nelson Shack, el caso tiene claros indicios de un tráfico de vacunas que se importaron como un lote de productos en estudio, pero que se usó para beneficiar a un grupo específico de personas, entre ellas autoridades de varios sectores que tenían que supervisar el estudio y negociar con el laboratorio chino la compra de vacunas.

Este viernes, el Instituto Nacional de Salud (INS), entidad a cargo de la supervisión de ensayos clínicos en nuestro país, anunció que el Comité Nacional Transitorio de Ética en Investigación de Covid-19 se encargará de la evaluación y supervisión ética del ensayo clínico de la vacuna de Sinopharm. Este comité tiene a su cargo la revisión y aprobación de todos los ensayos clínicos sobre Covid-19 en el Perú y asegura no haber tenido conocimiento de la vacunación secreta con dosis de Sinopharm. Lo cierto es que con conocimiento o sin él, existen motivos para cuestionar su imparcialidad en la evaluación de este caso.

Ada Roxana Lescano Guevara, abogada con experiencia en bioética e investigación científica, es miembro titular de este comité de ética conformado por el INS desde abril del 2020, y fue designada como secretaria técnica del grupo. Ningún ensayo clínico sobre Covid-19 puede empezar sin la aprobación de este comité de ética de la investigación, que evalúa la validez del diseño científico de los estudios y la protección a los participantes. Actualmente, supervisan los ensayos clínicos de vacunas en marcha en nuestro país, de los laboratorios AstraZeneca, Curevac, Jhonson & Jhonson y por supuesto, Sinopharm. En agosto del año pasado, el comité de ética aprobó el ensayo clínico de la vacuna de Sinopharm en nuestro país, que tenía como responsable a Germán Málaga, investigador de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Hoy conocemos que las dosis extras de vacunas en estudio enviadas por Sinopharm al Perú sirvieron para que se las coloquen a los investigadores, a un grupo clave de personas en el Gobierno, sus parientes y "un entorno cercano con influencias". Entre ellos, aparece el nombre de Andrés Guillermo Lescano Guevara, exdirector del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, exmiembro del comité directivo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior y Universitaria y hermano de Roxana Lescano Guevara. De acuerdo al registro de la Cayetano Heredia, el epidemiólogo de 53 años figura como personal del estudio, y fue inmunizado de forma irregular el 30 de noviembre y el 21 de diciembre.

Pero no solo él, también su esposa. Kelika Anne Konda, de 40 años, recibió la vacuna en estudio de Sinopharm el 14 de enero y el 5 de febrero de este año, cuatro días antes que el personal de primera línea en Perú empezara a ser vacunado de manera oficial con las dosis compradas por el Gobierno a Sinopharm. Konda es investigadora asociada de la Cayetano Heredia, docente en la Universidad de California en Los Ángeles y ciudadana estadounidense que radica en Lima. Al igual que su cónyuge, aparece listada como personal del estudio.

Cabe resaltar que Guillermo Lescano Guevara también es miembro del Grupo Prospectiva del Ministerio de Salud, que brinda asesoría y recomendaciones sobre medidas para reducir el impacto del Covid-19 desde abril de 2020. El mismo mes que su hermana pasó a integrar el comité de ética que aprobó el ensayo clínico de Sinopharm

Sin garantías de imparcialidad

En la lista entregada por la Universidad Peruana Cayetano Heredia, Guillermo Lescano y su esposa Kelika Konda aparecen registrados como personal del estudio de Sinopharm, el mismo que fue revisado y aprobado por el comité de ética del Instituto Nacional de Salud donde Roxana Lescano es miembro.

Guillermo Lescano señaló a Salud con lupa que su participación en el estudio se sustenta en una carrera de más de 20 años haciendo ensayos clínicos y el largo tiempo que ha trabajado en análisis de datos, además de enseñar epidemiología. "He sido el estadístico de múltiples ensayos en diferentes instituciones (...) Esa es mi experticia y eso es lo que yo aporto usualmente a los ensayos clínicos. Es lo mismo con mi esposa, que tiene casi 20 años trabajando en ensayos clínicos también, de otras áreas", indicó*. Lescano y Konda son docentes en la Universidad Peruana Cayetano Heredia y él era parte de un grupo asesor del Minsa, donde gran cantidad de funcionarios aprovecharon las dosis de Sinopharm para vacunar irregularmente a sus familiares.

Hasta el momento, el Instituto Nacional de Salud ha suspendido el registro de la Cayetano Heredia como centro de investigación, y ha inmovilizado las dosis de vacunas que la universidad tenía en stock. Poco antes, la Fiscalía había realizado intervenciones en las sedes del mismo Instituto Nacional de Salud, el Ministerio de Salud, la Dirección de General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) y las universidades donde se llevaba a cabo el ensayo: Cayetano Heredia y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Entre todas esas medidas e investigaciones, el INS ha encargado al Comité Nacional Transitorio de Ética del Instituto Nacional de Salud la supervisión del ensayo clínico de Sinopharm. Pero la entidad aún no se ha pronunciado sobre el conflicto de interés en el caso de los hermanos Lescano Guevara, un vínculo que permite cuestionar la imparcialidad de este grupo. Más aún teniendo en cuenta que la vacunación irregular de 400 personas ocurrió pese a la supervisión que el Instituto Nacional de Salud estaba obligado a realizar.

Es importante recordar que en setiembre de 2020, cuando inició el ensayo clínico, las vacunas del laboratorio chino Sinopharm aún no contaban con aprobación para su uso fuera de la investigación. Fue recién el 30 de diciembre que se emitió esa aprobación, cuando muchos funcionarios públicos ya habían sido inoculados en secreto con las vacunas experimentales de Sinopharm. Imposible ignorar, además, que es a este laboratorio a quien finalmente el Perú compro el primer lote de vacunas para enfrentar la emergencia sanitaria.

El primo coinvestigador

Salud con lupa confirmó el sábado que el coinvestigador del ensayo clínico de Sinopharm, Hugo García Lescano, también es primo de la abogada Roxana Lescano. Esto revela otro grave conflicto: el doctor García se inoculó irregularmente 3 dosis de las vacunas en estudio del laboratorio chino y figura en la lista entregada por la Universidad Cayetano Heredia.

Su prima era quien revisaba y garantizaba las condiciones en las que se realizaba todas las investigaciones clínicas relacionadas a la pandemia.


*Este artículo se actualizó a las 11:50 p.m. del 20 de febrero.

Autores:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.