Noticias

Viajar para que te vacunen: el cuestionado turismo de vacuna en EE.UU.

Mientras en América Latina surgen nuevas denuncias de corrupción en el manejo de las vacunas contra la covid-19, los casos de extranjeros que viajan a los Estados Unidos para vacunarse proliferan y provocan que se endurezcan las reglas para la inmunización en este país. Los inmigrantes indocumentados pueden perjudicarse.

928cf73156862dda06157b2bf0f16c36be623908.jpg
Solo hasta el pasado 27 de enero, el Departamento de Salud de Florida informó que poco más de 52.000 personas vacunadas fueron registradas como gente que vive "fuera del estado" EFE

El economista Hernando De Soto, candidato a la presidencia del Perú por el partido de derecha Avanza País, confesó el miércoles haberse vacunado en secreto contra la covid-19 en Estados Unidos. De Soto, de 79 años, reconoció haber recibido la vacuna en Houston (Texas), a donde hizo dos viajes relámpago en un lapso de tres semanas para recibir las dos dosis necesarias para adquirir inmunidad. El primero fue a inicios de marzo y el segundo fue el pasado fin de semana, lo que fue revelado al publicar varios medios locales su registro migratorio.

"Sencillamente vinieron amigos y me la ofrecieron", relató De Soto preguntado por un grupo de periodistas que lo esperaba en el aeropuerto de Cusco, donde prosigue su campaña electoral. El político recibió la primera dosis de la vacuna una semana antes de que Perú comenzase a vacunar a los más ancianos.

El exasesor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) dijo que no ve nada malo en lo que hizo porque no le quitó la vacuna a otro peruano y además acudió al sector privado de Estados Unidos. "No ha sido administrada por ningún gobierno", afirmó. Sin embargo, esto es falso. En Estados Unidos todas las vacunas son gratuitas y cubiertas por el Estado, incluso las administradas por los servicios de salud privados.

El turismo de vacunas

A raíz del caso de Hernando de Soto se abrió un debate en el Perú sobre el turismo de vacuna, un fenómeno que se ha empezado a extender en Estados Unidos y que ahora se ve como una amenaza.

Si bien es verdad que el turismo médico existe desde antes de la pandemia y se ha regido por la oferta y la demanda, gran parte de la polémica alrededor del turismo de vacuna se ha centrado en la indignación de que muchas personas con poder adquisitivo hagan "trampa" y los privilegiados se "salten la fila".

En los últimos meses, muchos casos se han registrado en los medios, desde la llegada de turistas, especialmente argentinos, a Florida para recibir las vacunas de Moderna y Pfizer, hasta el caso de Mark Machin, el consejero delegado del fondo de pensiones de Canadá, que renunció a su cargo luego de que The Wall Street Journal reveló que viajó a Dubái para vacunarse, sin informar a las autoridades canadienses.

En febrero, el conductor televisivo Juan José Origel, de 73 años, compartió una foto del momento en el que recibía una vacuna contra la covid-19 en Florida. "Qué tristeza que mi país no me brindó esa seguridad", escribió en su cuenta de Twitter, refiriéndose a que en México ha sido limitada la oferta de vacunación para la población general.

Similar a Origel, otras conductoras de la televisión argentinas, Yanina Latorre y Ana Rosenfeld, compartieron en redes sociales su experiencia de vacunación en Florida, donde estaban como turistas.

"Yo siempre quise darme la vacuna. Si hubiera tenido la posibilidad de hacerlo en la Argentina, lo hubiera hecho, pero las primeras llegaron para el personal esencial y esta oportunidad surgió porque estoy acá", dijo Rosenfeld al programa argentino Teleshow a principios de enero. "No te exigen que seas residente, vacunan gratis a cualquiera que tenga más de 65 años", añadió.

Empiezan las restricciones

Ante ello, Florida, California, Nueva York y Texas son algunos de los estados que han comenzado a tomar medidas para evitar que viajeros, ya sea de otros partes del país o extranjeros, consigan vacunas contra la covid-19. "No se permite el turismo de vacunas. Es detestable, la gente no debería venir aquí para recibir una vacuna y salir volando", dijo el director de Emergencias de Florida, Jared Moskowitz, en un comunicado.

Solo hasta el pasado 27 de enero, el Departamento de Salud de Florida informó que poco más de 52.000 personas vacunadas fueron registradas como gente que vive "fuera del estado". Esto significa que son residentes temporales procedentes de otros estados de Estados Unidos -algo común en Florida, que atrae a muchos jubilados en invierno- y que recibieron una o dos dosis de la vacuna.

Pero en esta categoría también caen los extranjeros que han llegado al estado para vacunarse. Al mismo tiempo, miles de adultos mayores de Florida han padecido la falta de citas para acudir a los centros de vacunación, pues el estado ha tenido dificultades para obtener y distribuir las dosis del gobierno federal.

Con sus más de 30 millones de infecciones, Estados Unidos sigue como el primer país del mundo en número de casos seguido de Brasil e India. EFE EPA ETIENNE LAURENT.jpg
Con sus más de 30 millones de infecciones, Estados Unidos sigue como el primer país del mundo en número de casos seguido de Brasil e India. EFE/EPA/Etienne Laurent

En Nueva York, otro estado con reportes de canadienses que han buscado la vacuna, han incrementado los controles: los adultos mayores deben tener ahora una prueba de residencia y los trabajadores de primera línea deben mostrar un comprobante de empleo válido en ese estado.

En otras partes, en cambio, han optado por tener controles menos estrictos. California, el estado más poblado de Estados Unidos, también pide una prueba de empleo para los trabajadores sanitarios, pero para un adulto mayor de 65 años no hay un requisito de prueba de residencia.

"La distribución de vacunas se basa en la elegibilidad independientemente del estado de residencia o inmigración", indica el Departamento de Salud de California.

Si bien eso ha sido aplaudido por activistas de inmigración, pues los indocumentados podrán protegerse con la vacuna, ha abierto espacio a que personas que no son residentes del estado hagan fila ahí para recibir la inmunización.

Migrantes perjudicados

El que las autoridades pongan requisitos para prevenir el turismo de vacunas ha preocupado a organizaciones de defensa de migrantes indocumentados, pero es algo que también puede afectar a personas con carencias económicas. La Organización Mundial de la Salud advierte que la vacuna contra la covid-19 tiene al mundo al borde de un "fracaso moral catastrófico".

Thomas Kennedy, coordinador en Florida de United We Dream, consideró que restricciones como las de su estado crean "una barrera cruel y deliberada para muchos residentes de Florida, entre ellos los inmigrantes indocumentados, pero también para muchas personas sin acceso a la vivienda" que suelen ser trabajadores esenciales en alto riesgo de contagio y que no gozan de seguros de salud.

"El acceso a la vacuna debe estar disponible para todo el mundo, sin importar dónde viven ni su estatus migratorio", dice Kennedy.

La situación ya se ha comenzado a abordar en la Casa Blanca, donde la portavoz Jen Psaki ha señalado que Estados Unidos garantizará que todos reciban la vacuna, "los inmigrantes indocumentados también, por supuesto".

A medida que los casos de turismo de vacunas empiezan a proliferar en otras partes del mundo, el rechazo a esta modalidad se ha unido al repudio de las denuncias de corrupción y fraude que se han presentado en la distribución de las vacunas. Además, muchas de las ofertas de las agencias de viajes ya no están disponibles.

Gem Tours and Travels, una agencia con sede en Mumbai, había anunciado paquetes turísticos con vacunas, incluyendo viajes de ida y vuelta desde la India a Estados Unidos y el Reino Unido. El paquete se vendía por unos 1.700 euros, según los medios locales. Sin embargo, esa empresa no tiene ningún permiso de los países en cuestión. Y los Emiratos Árabes Unidos ya no vacunan a los turistas, según ha confirmado el Ministerio de Sanidad de ese país.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.