La hipertensión, un amenaza invisible para la mitad de quienes la sufren

Noticias

La hipertensión, un amenaza invisible para la mitad de quienes la sufren

El número de adultos entre 30 y 79 años que viven con hipertensión en todo el mundo se ha duplicado en los últimos 30 años hasta superar los 1.200 millones, la mayor parte en países pobres.

hipertensión

Si bien las enfermedades crónicas no se transmiten entre personas como ocurre con la covid-19, hay algunas como la hipertensión o presión arterial alta que va en aumento pese a que puede ser prevenible y de fácil tratamiento.

A nivel global, el número de adultos entre 30 y 79 años que viven con hipertensión se ha duplicado en los últimos 30 años hasta superar los 1.200 millones, y la mayor parte de este aumento se ha producido en los países más pobres, según un estudio que analiza datos de 184 países publicado en la revista The Lancet.

Para la investigación, en la que han colaborado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Universidad Imperial College London, se analizó información de cien millones de hombres y mujeres, que representan el 98 % de la población mundial, lo que la convierte en la más completa que se ha producido hasta ahora y que cubre un periodo de tres décadas.

El cambio más importante encontrado por sus autores está en que el peso de la hipertensión ha pasado de concentrarse en los países ricos a los países pobres, con el primer grupo que actualmente exhibe las tasas más bajas de esta patología, a diferencia de los segundos.

Además, pese a ser fácil de diagnosticar y relativamente sencillo de tratar con fármacos de bajo costo, casi la mitad de las personas (el 41% de las mujeres y el 51% de los hombres) con hipertensión en el mundo en 2019 desconocían su condición; y más de la mitad de las mujeres (53%) y los hombres (62%) hipertensos no fueron tratados.

"Es un fracaso de salud pública que tanta gente tenga una presión arterial elevada y no accedan al tratamiento que necesitan", señala el profesor Majid Ezzati, del Imperial College de Londres.

Ezzati señala que el freno de "la creciente epidemia" de hipertensión en países de ingresos bajos y medios pasa por financiar y aplicar políticas que permitan a sus habitantes acceder a alimentos más saludables -reducir el consumo de sal y hacer que la fruta y las verduras sean más asequibles y accesibles-. También por mejorar la detección mediante la ampliación de la cobertura sanitaria universal y atención primaria, y garantizar el acceso ininterrumpido a medicamentos.

La hipertensión aumenta el riesgo de enfermedades a nivel del corazón, el cerebro y los riñones, y es una de las causas de mortalidad más importantes en el mundo. Detectarla es fácil, midiendo la presión arterial en casa o en un centro de salud, y siguiendo el tratamiento que se prescriba.

Alemania en primer lugar, España en segundo y Japón en tercero son los tres países del mundo donde la hipertensión entre las mujeres se ha reducido más en las últimas tres décadas. En el caso de los hombres, esta tendencia la han liderado, en orden decreciente, Alemania, Suiza y Reino Unido.

Por el contrario, el porcentaje de mujeres con hipertensión ha aumentado en tres pequeñas y remotas islas del Pacífico -Kiribati, Tonga y Tuvalu-, mientras que entre los hombres los mayores aumentos se han observado en Uzbekistán, Argentina y Paraguay.

En el Perú, la prevalencia en el 2019 de hipertensión fue 19.7%; es decir, aproximadamente 1 de cada 5 personas mayores de 15 años tiene la presión arterial alta.

Con la publicación de los resultados del estudio, la OMS ha emitido nuevas recomendaciones para el tratamiento farmacológico de la hipertensión en adultos, que incluyen indicaciones sobre el nivel de presión arterial en el cual se debe empezar una medicación, qué tipo de medicinas o combinaciones se pueden usar y con qué regularidad hay que controlarse.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.