Del Valle Fresh: el jugo de fruta que no es jugo de fruta

Noticias

Del Valle Fresh: el jugo de fruta que no es jugo de fruta

La Autoridad de la Defensa del Consumidor de Brasil suspendió la comercialización de los jugos Del Valle Fresh, de Coca Cola, por publicidad engañosa. Se ordenó a la empresa informar con claridad que no ofrece jugo o néctar de fruta, ya que los productos apenas la contienen. En Perú también se venden estas bebidas azucaradas.

Del Valle Fresh

El Instituto de Defensa del Consumidor de Brasil, una asociación civil sin fines de lucro que defiende los derechos de los consumidores, ha denunciado a Coca Cola por publicidad engañosa sobre sus bebidas de la línea llamada Del Valle Fresh, que exhibe en sus etiquetas destacadas imágenes de frutas sin realmente contener mínimas cantidades en su composición para ser considerados jugos, néctares o incluso refrescos. Solo son bebidas azucaradas.

Por esa razón, el 10 de mayo, la Autoridad de Defensa del Consumidor de Brasil (PROCON, por sus siglas en portugués) suspendió el comercio de estos productos hasta que el fabricante corrija las etiquetas e informe claramente que no son jugos o néctares, ya que apenas contienen entre 1 y 2 por ciento de fruta del total de insumos.

En los argumentos de la resolución del caso se advierte que las etiquetas de las bebidas Del Valle Fresh apenas incluyen -en letras minúsculas y a un costado- que se trata de "alimentos" de cierto sabor, que contienen aromatizante sintético idéntico al natural y colorante artificial. Sin embargo, en los empaques se destacan imágenes de frutas (naranjas, limones y uvas) haciendo creer al consumidor que se trata de un jugo/néctar/refresco y que las frutas están presentes en cantidades significativas en los productos.

Esta decisión está basada en el Código de Defensa del Consumidor de Brasil que establece que “es engañosa cualquier modalidad de información o comunicación de carácter publicitario (...) que pueda inducir al consumidor a un error sobre la naturaleza, características, calidad, cantidad, propiedades, precio y otros datos sobre los productos o servicios”.

¿Y los productos que se venden en el Perú?

En nuestro país también se comercializan los productos de la línea Del Valle Fresh en tres presentaciones: Manzana, Citrus y Fruit Punch.

Picture2

Como pueden notarlo, estos productos se presentan como si las frutas fueran su principal ingrediente, pero para saber lo que realmente contienen estas bebidas debemos leer la letra pequeña de la etiqueta (amplificada para esta publicación):

Producto Del Valle Fresh “Citrus”:

Picture3

Se autodenomina “Bebida con jugo de naranja”.

Sus principales ingredientes son el agua y el azúcar. El jugo de naranja a partir de un concentrado es el 2.08%. Este mínimo porcentaje no sería suficiente para darle el sabor a naranja a una bebida. Ni siquiera su color característico. Por eso, se le agregan saborizantes y colorantes como la tartrazina.

Sin embargo, en la etiqueta aparecen grandes y jugosas naranjas, como si éstas fueran el ingrediente principal.

Producto Del Valle Fresh “Fruit Punch”:

Picture4

Se autodenomina “Bebida con jugo de manzana, sabor a granadilla, maracuyá y piña”.

Sus principales ingredientes son el agua y el azúcar. El jugo de manzana a partir de concentrado es el 1.63%. Esa cantidad de fruta no le da ni sabor ni color a nada. Por eso, sus siguientes ingredientes son saborizantes, espesantes y colorantes, entre ellos la tartrazina. Pero en la etiqueta aparecen grandes y jugosas tajadas de piña y otras frutas, como si éstas fueran el ingrediente principal.

Producto Del Valle “Fresh Manzana”:

Picture5

Se autodenomina “Bebida con jugo de manzana”.

Sus principales ingredientes son el agua y el azúcar. Luego dice contener jugo de manzana a partir de concentrado, pero no indica su porcentaje. Lo curioso es que indica el uso de colorantes y saborizantes a manzana, lo que nos hace pensar que la cantidad de jugo de manzana es mínimo, como en las anteriores presentaciones.

Por supuesto, en las etiquetas del producto aparecen grandes y apetitosas manzanas, como si éstas fueran su insumo principal, cuando en realidad no lo son.

Pero hay más. Veamos cómo estos productos llevan una serie de denominaciones, indicaciones y marcas que buscan establecer una clara asociación entre sus bebidas artificiales, que son esencialmente agua azucarada y saborizada, para vincularlas con las frutas de verdad. De esta forma inducen claramente a error a los consumidores, muchos de los cuales están en la búsqueda de bebidas más saludables para su familia:

  • “Frugos del Valle Fresh”: Evoca a frutas (producto de la naturaleza), Valle (lugar donde se producen las frutas naturales) y “Fresh” (de frescura y de naturaleza), dando a entender que son productos saludables y naturales. Sin embargo, no lo son.
  • El término “Manzana”, destacado junto a la marca, dando a entender que es uno de los principales componentes del producto, lo cual es falso.
  • El término “Citrus” destacado junto a la marca, dando a entender que los cítricos son uno de los principales ingredientes, lo cual es falso.
  • El término “Fruit Punch”, destacado junto a la marca, dando a entender la presencia de un conjunto de frutas (manzana, granadilla, maracuyá y piña) como si fueran su ingrediente principal.
  • Con “Jugo y vitaminas”, como gran atributo saludable del producto. Si fuera un jugo de frutas de verdad no necesitaría agregarle ningún tipo de vitaminas, pero como estos productos son básicamente agua y azúcar, el fabricante se ve obligado a hacerlo.

Claramente estamos aquí frente a un caso de publicidad engañosa.

Nuestro Código de Protección y Defensa del Consumidor señala que “está prohibida toda información, presentación u omisión de información que induzca al consumidor a error”. Es decir, un fabricante de producto o proveedor de servicio no puede hacer publicidad con trucos que confundan a las personas sobre el origen, modo de fabricación, componentes, usos, volumen, peso, medidas, precios y otros datos de un producto o servicio.

En la Ley de Represión de la Competencia Desleal, específicamente en el artículo 13, se indica también lo siguiente: “La protección del consumidor frente a la publicidad tiene por finalidad protegerlo de la asimetría informativa en la que se encuentra y de la publicidad engañosa o falsa que de cualquier manera, incluida la presentación o en su caso por omisión de información relevante, induzcan o puedan inducir a error”.

Coca Cola debe retirar las imágenes de frutas de sus productos y dejar de engañar al público. Lamentablemente, no es la única marca que incurre en estos trucos, pero a nuestras autoridades les preocupa muy poco este problema que afecta a miles de consumidores.


Jaime Delgado Zegarra. Abogado por la Universidad San Agustin de Arequipa, con segunda especialidad en Derecho Público y Buen Gobierno por la PUCP. Tiene una maestría en Políticas en Salud por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Excongresista, autor de la Ley 30021 de Alimentación Saludable. Actual director del Instituto de Consumo - Universidad de San Martín de Porres.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.