Pareja lesbiana acudirá a la CIDH para que el Estado peruano reconozca a ambas como madres de su hijo

Noticias

Pareja lesbiana acudirá a la CIDH para que el Estado peruano reconozca a ambas como madres de su hijo

Desde 2016, Jenny Trujillo y Darling Delfín luchan para que su hijo tenga un DNI que registre a ambas como sus madres. El año pasado el Poder Judicial les dio la razón, pero el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil apeló la sentencia. Ahora la pareja llevará su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Jenny y Darling3
Mientras su acción de amparo contra el Reniec sigue pendiente de resolución final, los derechos de Jenny, Darling y su hijo Daki siguen siendo vulnerados. Foto: Tengo Dos Mamás

Una familia que quiere ser reconocida como tal. Jenny Trujillo y Darling Delfín llevan diez años casadas y más de siete años como madres de Daki. En México, donde ocurrió el matrimonio y el nacimiento de su hijo, ambas están registradas como sus madres. Sin embargo, en su país, se les niega ese derecho.

En el documento de identidad de su hijo, solo una de ellas figura como madre. Así, trámites que deberían ser sencillos como contratar un seguro de salud familiar, inscribir a Daki al colegio o llevarlo a un establecimiento de salud, pueden convertirse en un calvario.

Jenny y Darling 1
Foto: Tengo Dos Mamás

“Fui a la posta y me negaron estar en la ficha familiar con mi hijo porque no estoy registrada en su DNI (...) No saben el miedo, el dolor que siento cada vez que tengo que enfrentar este tipo de discriminación. Tengo que aguantar y no llorar para que mi hijo no se asuste ni sienta mi dolor”, dijo Jenny Trujillo en conferencia de prensa.

Desde diciembre de 2016, la pareja viene luchando por el reconocimiento legal de su comaternidad. En 2017, presentaron una demanda de amparo contra el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec). Luego de una larga espera, en 2021 el Poder Judicial declaró fundada su demanda y ordenó al Reniec que inscribiera a ambas madres en el DNI de Daki. Sin embargo, la entidad apeló y todo siguió igual.

Ante ese panorama, Jenny y Darling decidieron presentar una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con el apoyo de Demus - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Más Igualdad y Lesbianas Independientes Feministas y Socialistas (LIFS Perú).

Según señaló Carlos Zelada, abogado consultor de Demus, lo sucedido con la familia Delfín Trujillo configura un caso de discriminación por orientación sexual que afecta tanto a la pareja de madres lesbianas como a Daki, su hijo de siete años. Por ese motivo, la familia también solicitará a la CIDH que emita una medida cautelar, ordenando al Estado peruano que emita un documento de identidad para el niño, con Jenny y Darling registradas como sus madres.

Sin igualdad de derechos

En 2018, personal de Migraciones les dijo a Jenny y a Darling que no podían salir de Perú con su hijo, porque “el niño no estaba con sus padres”. Era medianoche y con su pequeño de cuatro años al lado, la pareja trató de explicar que ambas eran mamás, pero recibieron la misma negativa. “Nos dijeron que no, que eso no figuraba en su DNI. Que él solo tenía una madre y que necesitaba permiso notarial”, contó Darling Delfín en la conferencia de prensa realizada este jueves.

La emergencia sanitaria incrementó el estrés y miedo de estas madres por la falta de un documento que registre la relación filial de ambas con su hijo Daki. Como explica Darling, si algo le pasara a ella, Jenny no podría ejercer legalmente la maternidad de su hijo, pues no está listada en su DNI.

“Ese DNI es una vergüenza. Yo lo escondo para que mi hijo no lo lea, porque no quiero que me pregunte por qué mi nombre no aparece. No quiero que crea que hay algo malo en su familia. Eso no es verdad, lo único que hay es amor”, dice Jenny.

Jenny y Darling 2
Foto: Tengo Dos Mamás

El año pasado, la sentencia del Poder Judicial estableció que el Reniec debía cumplir con registrar a ambas como madres de Daki, pero declaró infundado que se estuviera vulnerando su derecho a no ser discriminadas por su orientación sexual y su derecho a ser madres. Para Jenny y Darling, los más de cinco años que llevan luchando por un DNI que otras familias obtienen en cuestión de semanas sí representan un acto de discriminación contra ellas y su hijo.

Mientras la acción de amparo en Perú sigue pendiente de resolverse en segunda instancia, los derechos de su hijo se ven afectados. Ese retraso injustificado es uno de los argumentos para la medida cautelar que solicitan Jenny y Darling a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Daki está creciendo, pronto cumplirá ocho años y si seguimos esperando, va a pasar demasiado tiempo y el daño que van a sufrir va a tornarse irreparable”, indica el abogado Carlos Zelada. Si la medida cautelar es aceptada, la Comisión ordenaría al Estado peruano que emita el DNI para el niño con ambas madres registradas, acelerando un proceso que la justicia peruana lleva con lentitud.

Es importante resaltar que esta problemática no es ajena a otras parejas homoparentales en Perú. Según resaltó Luisa Zanabria, activista de LIFS Perú, a raíz del caso de Jenny y Darling esta organización pudo conocer alrededor de 150 familias en Lima que están en la misma situación: sin un DNI que reconozca el vínculo con sus hijos.

A la fecha, Perú no cuenta con una ley de matrimonio igualitario que reconozca la unión de dos mujeres o dos hombres. Tampoco reconoce en las partidas de nacimiento ni en los documentos nacionales de identidad las relaciones filiales de familias no heterosexuales. Menos aún cuenta con una ley de identidad de género que reconozca la existencia de personas trans y no binarias. De esta manera, familias como la de Jenny, Darling y Daki siguen viéndose impedidas de acceder a servicios públicos y derechos fundamentales.

“Es una pena que tengamos que recurrir a la justicia internacional porque la justicia de nuestro país continúa perdiendo estas oportunidades en las que podríamos estar haciendo historia y reconociendo los derechos de todas las parejas”, apuntó Gabriela Zavaleta, presidenta de la asociación Más Igualdad.

Jenny Trujillo y Darling Delfín son las primeras mujeres lesbianas en acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para exigir que se reconozca su comaternidad. Un hecho histórico que, además, podría traducirse en avances para las familias LGBTIQ en un país donde ni el Poder Ejecutivo ni el Poder Legislativo muestran interés en ellas.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.