Segunda vuelta: la presidencia del Perú se pelea voto a voto

Noticias

Segunda vuelta: la presidencia del Perú se pelea voto a voto

En una elección agónica, en la que cada voto es decisivo, aún se desconoce quién será el nuevo presidente de la República, aunque el conteo lo lidera el candidato de Perú Libre, Pedro Castillo. Mientras Perú Libre espera el voto rural, Fuerza Popular aguarda los votos del extranjero. Con la cancha en contra, Keiko Fujimori ya deslizó la idea de un posible fraude.

Pedro Castillo - Keiko Fujimori
Castillo mantiene una pequeña ventaja sobre Fujimori al 95.9% de actas procesadas por la ONPE. EFE.

Nada está dicho todavía. Al 94.679% de actas contabilizadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Pedro Castillo, el candidato de Perú Libre, encabeza la elección con 50.274% de votos válidos por encima de Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, quien suma 49.726%. Tal como en el 2016, cuando la distancia entre Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori fue de apenas 0.248% (42,597 votos), esta elección se definirá voto a voto. En ese sentido, los votos rurales y los votos del extranjero son el rosario al que se aferran los manifestantes de ambas agrupaciones políticas.

Desde el primer avance oficial, cada media hora la actualización de los reportes de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ha mantenido en vilo al país. Un suspenso interminable, aunque solo hayan pasado 24 horas.

Si bien ambos líderes llamaron a la calma el domingo, se suscitaron algunos incidentes aislados: un intercambio de insultos entre seguidores de Perú Libre y Fuerza Popular en la Plaza Bolognesi, en el Centro de Lima y una pelea entre un reportero de televisión y un militante en los exteriores del local de Perú Libre, en Paseo Colón.

Más allá de la incertidumbre por el margen ajustado entre ambos candidatos, el clima caldeado reflejó las tensiones de una campaña donde los medios de comunicación hicieron una cobertura desequilibrada en favor de la candidata Keiko Fujimori. Aunque Pedro Castillo evitó dar varias entrevistas, el sesgo informativo fue notorio. Sesgo que se trasladó de las pantallas y los kioskos hacia las calles. Entre abril y mayo aparecieron carteles gigantes en varios distritos de la capital donde se satanizaba al comunismo, ideología a la que se le ha vinculado a Castillo desde la primera vuelta.

Manifestantes Elecciones 2021
Un grupo seguidores de Perú Libre y Fuerza Popular se insultan en la Plaza Bolognesi, en el Centro de Lima. No pasó a mayores. EFE.

El voto de las regiones

La fortaleza de Pedro Castillo ha residido en las regiones. Ya se preveía esto desde el 11 de abril, y en esta segunda vuelta se confirmó. De momento, Castillo ha ganado en siete regiones del Perú, donde el conteo de la ONPE ya alcanzó el 100%: Áncash (58,462%), Apurímac (81,477%), Arequipa (64,865%), Moquegua (73,150%), Puno (89,254%), San Martín (56,111%) y Tacna (72,577%).

Pero, además, es el virtual ganador en otras nueve regiones donde se han procesado actas por encima del 90%. Estos son los resultados preliminares, pero al parecer definitivos: Amazonas (65,371%), Ayacucho (82,288%), Cajamarca (71,289%), Cusco (83,061%), Huancavelica (84,962%), Junín (58,117%), Madre de Dios (70,496%) y Pasco (66,398%).

Si bien es cierto, Lima Metropolitana y el Callao representan poco más de la tercera parte del padrón electoral (33%), las preferencias de Castillo en 16 de las 25 regiones (tomando en cuenta Lima Provincias) expresan una tendencia: el apoyo sostenido de rincones del Perú donde la desigualdad y la exclusión son heridas más profundas.

Ni siquiera en las regiones mineras donde Keiko Fujimori prometió regalar el dinero del canon directamente a la población se inclinaron por su candidatura. La propuesta propone destinar el 40% del canon a las familias que habitan cerca a las zonas de actividad extractiva. Sin embargo, en Cotabambas (Apurímac), donde opera el proyecto La Bambas, la candidata de Fuerza Popular tan solo consiguió un 8,84%; en Chumbivilcas (Cusco), 3,54% y en Espinar, 7,79% por citar algunos casos.

Voto rural
Los votos de las zonas rurales no han terminado de procesarse a diferencia de las actas urbanas que se encuentra más cerca de los 104 centros de cómputo de la ONPE. EFE.

Adultos mayores y cédulas irregulares

Luego de una primera vuelta donde los adultos mayores y las personas con alguna discapacidad hicieron largas colas para ejercer su voto, esta vez la ONPE atinó en reservarles una franja de tiempo en la tarde y no en la mañana, como sucedió el 11 de abril.

La corrección funcionó: la presencia de los adultos mayores fue notoria en los locales de votación. Apoyados en un bastón, en una silla de ruedas o, simplemente, a paso lento, con la ayuda de algún familiar, acudieron a votar a pesar de que ya no tenían la obligación de hacerlo.

Sin embargo, la iniciativa de los adultos mayores se vio opacada a raíz de una denuncia recogida por el Ministerio Público. Durante la mañana del domingo, Radio Cutivalú registró la queja de un residente del asilo de ancianos Hogar Santa Teresa, de Piura, quien sostuvo que fueron llevados a votar contra su voluntad. “Tenemos que votar por Keiko porque si no, nos botan del asilo”, declaró. Posteriormente, Yrma Calderón, la madre superiora del asilo, negó las acusaciones, alegando que se trataba de una broma. Como se recuerda, los mayores de 70 años están exonerados de votar según el artículo 9 de la Ley Orgánica de Elecciones.

No es el único incidente que se ha reportado. Se denunciaron los casos de presuntos personeros de ambas agrupaciones políticas que habrían marcado indebidamente cédulas de sufragio para favorecer a su partido. Ocurrió en Carabayllo, Chiclayo y Tumbes y otros lugares más. Son 116 incidentes los que se ha reportado al Jurado Nacional de Elecciones. No necesariamente vinculados a malos manejos de personeros. Pese a ello, la Misión de Observadores de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE) ha opinado que el proceso electoral del 6 de junio "fue organizado de manera correcta y exitosa de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales".

Keiko Fujimori en conferencia de prensa
La noche del lunes, en su local partidario, Fujimori enumeró una serie de hechos que calificó de irregularidades y deslizó un boicot en su contra. EFE.

Fuerza Popular denuncia un posible fraude

La noche del lunes, en su local partidario ubicado en La Molina, junto a Luis Galarreta y Patricia Juárez, sus candidatos a la vicepresidencia, Keiko Fujimori denunció un “fraude sistemático” en el balotaje de las Elecciones Generales 2021. “Existen muchas irregularidades que nos preocupan y que creemos es importante evidenciar. Convocamos a los ciudadanos a que nos ayuden a revelarlas. Hemos notado que ha habido una estrategia de parte de Perú Libre para dilatar los resultados”, dijo esta noche.

Si bien se cuidaron de no acusar a los organismos que velan el proceso electoral como la ONPE y el Jurado Nacional de Elecciones, la plana mayor de Fuerza Popular cuestionó la cantidad de actas impugnadas por sus contendientes. Se trata, según dicen, de actas donde Fuerza Popular cuenta con mayor votación. “Quieren boicotear la voluntad popular y no vamos a permitirlo. Tenemos el ánimo de que se respete la votación de todos los peruanos”, finalizó Fujimori, quien espera revertir los resultados con los votos de los peruanos residentes en el extranjero.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.