Noticias | Elecciones Generales 2021

Ser miembro de mesa en tiempos de pandemia

Cumplir o no cumplir. Y con ello, exponerse al riesgo de contagio de covid-19 y exponer a su entorno. Dilemas y temores de cuatro miembros de mesa y un fiscalizador del Jurado Nacional de Elecciones con los que conversamos sobre lo que ocurrirá este domingo en el que el Perú elegirá al presidente y al Congreso de su Bicentenario.

miembros de mesa
El Ministerio de Trabajo ha declarado feriado no laborable de naturaleza no compensable el 12 de abril para los miembros de mesa. Andina

Cada vez que Karla Bardales ve los reportes de fallecidos y contagiados por covid-19 duda. Se dice a sí misma: que mejor no. Que tal vez debería quedarse en casa este domingo 11 de abril. Que es demasiado riesgo. Pero al día siguiente por la mañana, cuando se levanta, se mantiene firme en que lo mejor es ir. Karla ha sido elegida por sorteo como tercer miembro de mesa. Aquel miembro que debe pegar el holograma en el DNI del votante y despedirlo luego de haber sufragado.

Karla tiene obesidad tipo 1 y teme. Se ha cuidado mucho en estos meses y no sería justo contagiarse ahora. Sobre todo ella que va al trabajo con tres mascarillas y no se quita el protector facial. Así es. Tres mascarillas. Una quirúrgica, encima una KN95 y finalmente una de tela.

Si esta comunicadora de 42 años no se exoneró fue básicamente por la promesa del Gobierno de que los vacunarían. Promesa que ha quedado en suspenso. “Ya ni lo mencionan de refilón. Dicen que sí, pero uno no se la cree. Me hubiera gustado que cumplieran”, dice. Este domingo deberá presentarse a su lugar de votación, en La Molina, a las 6:00 a.m. para instalar su mesa. Irá con sus tres escudos de tela y probablemente con un buzo antifluidos. Las precauciones no se negocian. Más si, con seguridad, el conteo de votos concluirá al promediar las 10:00p.m.

Karla Bardales
Karla Bardales, tercer miembro de mesa. Archivo personal.

Elmer Zúñiga, un asesor financiero de 31 años, no se cubrirá tanto como Karla. Pero sus preocupaciones son similares. Elmer vive con tres mujeres, dos de ellas vulnerables: su abuela de 79 años y su tía quien padece distintas comorbilidades. Aunque se contagiaron en junio del año pasado y todos resultaron asintomáticos, no se fía. Más ahora que la variante P.1 anda en la calle haciendo estragos.

“Tengo temor de reinfectar a mi familia y que ahora sí tengamos síntomas. Pero también me da confianza haber estado con personas contagiadas y haber salido negativo”, cuenta Elmer quien ha hecho trabajo presencial, de lunes a viernes, durante toda la pandemia. Tan es así que solo hizo cuarentena cuando se infectó.

Pasado mañana Elmer será presidente de mesa de un colegio en La Perla, Callao. Será su primera vez en general, como miembro de mesa. Dice no haber asistido a la única capacitación que le asignaron, porque el funcionario que le dejó las credenciales de la ONPE en su casa le dijo que no era obligatorio. Ya lo decía Cledy Gutiérrez, especialista en Educación y Capacitación Electoral de la ONPE, que hasta ayer jueves solo el 60% de titulares y suplentes de miembros de mesa habían recibido sus capacitaciones. “Actuaré por intuición. ¿Qué tan complicado puede ser?”, sostiene.

En la última semana se ha discutido con mucho fervor una licencia otorgada por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE): que de ser necesario los miembros de mesa le pidan a los votantes que se retiren la mascarilla durante diez segundos para evitar suplantaciones de identidad. Ayer la Defensoría del Pueblo emitió un comunicado donde exhorta a la ONPE a buscar otras alternativas como comprobar la firma o la indagación de los datos del DNI, pues considera que el uso permanente de la mascarilla en lugares públicos es una de las mejores prácticas de autocuidado que existen.

Walter López, presidente de mesa en un colegio en Lince, opina que esta medida será letra muerta pues difícilmente el elector hará caso a la petición. “Al que le diga seguro me mandará al diablo. Solo lo haré cuando sea estrictamente necesario. Solo cuando alguien sea muy sospechoso”, indica.

Walter, periodista de 35 años, no ve a su padre desde el 2019. El tiempo pasa, la pandemia se prolonga, y la incertidumbre desgasta. Por eso, más allá de su conciencia cívica y evitar la multa, dice que cumplirá con su deber. “En un inicio decidí no ir porque supone arriesgar mi vida, pero también existe la posibilidad de que me vacunen. Y eso me permitirá cierto grado de normalidad”, explica.

miembros de mesa
Cada elector deberá llevar su propio lapicero e incluso su propio huellero si no desea usar el de su mesa. Archivo personal.

Votación en el extranjero: sin turnos de votación

Jhonny Zárate es un peruano que vive en Miami desde hace cinco años. Se quedó por una pasantía y recibió su residencia en el 2020. Este domingo será presidente de mesa en el único local de votación para la comunidad peruana en Florida, Estados Unidos: el consulado peruano en Miami.

Son 2,674 peruanos los llamados a ejercer su voto dentro del estado. No habrá turnos. Todo será conforme al orden de llegada. Y la mesa se cerrará a las 4:00p.m. Las medidas son otras no solo por el flujo de votantes sino por el avanzado proceso de vacunación que lleva a cabo el país norteamericano. A inicios de semana se acabaron las restricciones de edad para vacunarse en Florida. Incluso ya se pueden vacunar adolescentes entre 16 y 17 años con el permiso de sus apoderados.

Por esas razones, Jhonny cree que mucha gente se acercará a votar. “Uno ve las elecciones desde otro ángulo. Más que ver por ti piensas en tu familia que aún vive allá. Yo apuesto por la descentralización y equidad en todo orden de cosas”. Jhonny ha sufrido seis pérdidas durante la pandemia. Seres queridos que tuvo que despedir desde lejos. De ahí que luego de recibir su segunda dosis de Pfizer a fines de abril vendrá a Perú de visita para abrazar a los suyos.

Adultos mayores: no reemplazarán a los miembros de mesa en caso de ausencia

Una de las grandes preocupaciones de la ciudadanía es que los adultos mayores, los más vulnerables al covid-19, quienes han sido programados en las primeras horas de la mañana del domingo, deban asumir la presidencia de su mesa en caso falten los miembros titulares y suplentes de su centro de votación.

Un fiscalizador del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que ha preferido mantener su identidad en reserva nos dice que es muy poco probable. “Se ha hecho un termómetro de que algo así pueda pasar y las probabilidades son mínimas. Un factor a tomar en cuenta es que mucha gente se ha inscrito porque recibirá un bono de 120 soles”, asegura.

Cledy Gutiérrez, especialista en Educación y Capacitación Electoral de la ONPE, sostuvo lo mismo en una entrevista para RPP Noticias: “De ninguna manera se puede pedir, como antes ocurría cuando llegaba la hora indicada (...) si no están los titulares de la mesa, se acude a los suplentes; y si no están los suplentes, se acude a los electores de la fila. Lógicamente no se pedirá a las personas (adultos mayores)”.

Si cada pieza del engranaje de este proceso electoral cumple su deber, y no se desata el caos, será un signo positivo en épocas inciertas sobre la salud y el futuro del país.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.