Manuel Altamirano, el hombre que repartía la torta publicitaria de EsSalud

Noticias

Manuel Altamirano, el hombre que repartía la torta publicitaria de EsSalud

Manuel Altamirano, implicado en el Club de las Farmacéuticas, era un actor clave para EsSalud: su empresa era la encargada de distribuir la pauta publicitaria a los medios durante la presidencia de Fiorella Molinelli. Salud con lupa indagó en los vínculos que mantuvo con la institución antes de participar en las presuntas concertaciones ilegales que hoy investiga la Fiscalía.

6.png
Manuel Altamirano es el líder de un grupo empresarial dedicado a la publicidad y a la asesoría en Comunicaciones.

El primero de agosto, luego de que estallara el escándalo del Club de las farmacéuticas, Fiorella Molinelli, expresidenta de EsSalud, se presentó en el programa Panorama para dar sus descargos. Negó haber estado al tanto de las concertaciones ilegales pero aceptó conocer a Manuel Altamirano, investigado en el caso, ya que una de sus empresas había trabajado con el Seguro Social de Salud. “El señor Altamirano —y ustedes los medios de comunicación lo conocen mejor que nadie— es un periodista que es dueño de una central de medios donde de alguna manera hemos trabajado con varios medios de comunicación”, dijo sin ahondar en detalles. ¿A qué clase de trabajos se refería Molinelli?

Para la Fiscalía, Manuel Altamirano Ramírez habría mantenido coordinaciones con Fiorella Molinelli y otros integrantes del club para concertar ilegalmente contrataciones directas de EsSalud en la pandemia. Según la hipótesis del caso, Altamirano junto al hoy fallecido Fernando Obregón, otro de los implicados, eran el nexo entre las empresas proveedoras favorecidas y los funcionarios del seguro social.

La Fiscalía considera también que Altamirano era un amigo cercano de Molinelli desde hace años, sobre la base de las escuchas legales que se interceptaron en el marco de la investigación. De hecho, en el registro de visitas del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, aparece una reunión entre Altamirano y Molinelli cuando ella ocupaba el cargo de ministra, en 2017.

conversación 1 club farmacéuticas.png
Conversación entre Manuel Altamirano y Fernando Obregón donde mencionan a “Fiorella”, quien supuestamente pide información para contradecir a funcionario que había alertado de la sobrevaloración de tomógrafos. Fuente: Disposición fiscal de allanamiento.

Dos empresas de Altamirano son investigadas por formar parte del Club de las Farmacéuticas: Vía Ayaychan y Speedymen's. La primera fue fundada en 2015, luego de que la segunda fuera inhabilitada temporalmente para contratar con el Estado. Vía Ayaychan estuvo dedicada a la publicidad hasta el 2020, cuando estratégicamente cambió de rubro con el comienzo de la pandemia para comenzar con la venta de productos médicos. Después de lograr tres ventas de alcohol isopropílico y lentes de seguridad a EsSalud, la empresa entró en liquidación.

De acuerdo al Ministerio Público, durante el 2020, Vía Ayaychan vendió a Essalud lentes de protección a un precio excesivamente alto. En dos contratos, el sobrecosto de estos alcanzó más de 13 millones de soles. Por si fuera poco, miles de lentes fueron entregados en mal estado.

conversación 2 club farmacéuticas.png
Conversación entre Manuel Altamirano y Fernando Obregón donde mencionan a otra de las empresas presuntamente favorecidas por las concertaciones ilegales: Tecnasa. Fuente: Disposición fiscal de allanamiento.

Altamirano es el director ejecutivo de Speedy Group, un grupo empresarial dedicado a brindar servicios de publicidad y asesoría en comunicación especialmente a entidades del Estado. Es el paraguas de las compañías Speedymen's, Mar Publicidad, Doménica Eventos & Servicios, Solucionamos y ZL International.

A la luz de lo revelado por la Fiscalía sobre el Club de las Farmacéuticas, Salud con lupa indagó en el historial de contratos de Altamirano para conocer el vínculo que mantenía con EsSalud antes de participar en las presuntas concertaciones ilegales. Luego de revisar las adjudicaciones y órdenes de compra realizadas durante la gestión de Molinelli, encontramos que una de las compañías de Altamirano fue la única elegida por cuatro años consecutivos para repartir la pauta publicitaria del Seguro Social de Salud a los medios de comunicación. Es decir, tenía el rol clave de decidir qué medios se beneficiarían de los anuncios.

Las compañías de este grupo empresarial suman 81 contratos con EsSalud en los últimos ocho años, 21 de los cuales se dieron durante la presidencia de Molinelli. Sus contratos con todo el aparato estatal desde 2008 ascienden a 1382 (entre adjudicaciones y órdenes de servicio, menores a 8 UIT), por un total de casi 76 millones de soles. Entre las principales instituciones con las que contrató Speedy Group están el Banco de la Nación, Osinergmin, la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales, la ONP y la ONPE.

La central de medios

Manuel Luis Altamirano Ramírez es un gestor publicitario y asesor en temas de comunicación muy conocido en los medios peruanos. Hasta el año pasado fue columnista en el diario Exitosa. Si bien no está afiliado oficialmente a ningún partido, durante la campaña electoral del 2016 Altamirano aportó 50 mil soles a Alianza Popular, la coalición política del Partido Aprista Peruano y el Partido Popular Cristiano que llevó a Alan García Pérez como candidato a la presidencia.

Son tres las empresas del grupo Speedy, presidido por Altamirano, las que han obtenido contratos con EsSalud en la gestión de Molinelli: la agencia publicitaria Speedymen’s, hoy investigada por la Fiscalía; la productora de videos y eventos Doménica Eventos y Servicios; y la central de medios Mar Publicidad.

¿De qué se encarga exactamente una central de medios? Una empresa de este tipo canaliza el presupuesto de la institución destinado a publicidad hacia medios de comunicación que considere serán los más efectivos para la audiencia a la que quiere llegar. El comunicador y politólogo Jaime Cordero Cabrera, autor de la tesis El Poder Ejecutivo como anunciante en el Perú, indica que las entidades públicas contratan una central de medios para tener un sustento técnico externo que justifique la elección de determinados medios de comunicación.

“La Ley de Publicidad estatal vigente señala que todas las instituciones públicas tienen que sustentar anualmente un plan de publicidad. Y parte de ese sustento es contratar a través de centrales de medios o agencias que elaboran un plan donde proponen los medios en los que se va a colocar los avisos y la inversión en cada uno. Ese plan es parte del sustento del gasto”, explica Cordero a Salud con lupa.

Esta es la función que cumplió Mar Publicidad para EsSalud. La empresa fue constituida en setiembre de 2011 por Manuel Altamirano. Al mes siguiente de su creación, Altamirano renunció al cargo de gerente y dejó en el puesto a Alfonso Wun García, otro de los implicados en el Club de las Farmacéuticas. En 2015, Wun García dio un paso al costado y Paul Sal y Rosas Reyes asumió el cargo.

La compañía registra 57 órdenes de servicio con EsSalud en el Seace desde el 2014, nueve de estas se dieron durante la presidencia de Fiorella Molinelli. Lo llamativo fue que algunas de estas, referidas a la elaboración de planes de medios, se giraron por montos bastante pequeños: 500 soles o menos. ¿A qué se debe tan bajo costo?

“Se dan casos en que las centrales hacen propuestas de 1 sol o 10 centavos para quedarse con el contrato, porque en el Estado el principal criterio para elegir un proveedor es el precio. Pero las centrales de medios les cobran comisiones a los medios de comunicación por la colocación de los avisos, y ahí está su margen”, precisa Cordero.

Fuentes con conocimiento del mercado indicaron a Salud con lupa que las centrales de medios negocian un porcentaje diferenciado con cada medio, aunque se acostumbra que este sea alrededor del 15%. Este negocio, sin embargo, tiene zonas opacas. Dado que la ganancia de la central es proporcional a la comisión que obtienen, le conviene a la empresa que la tarifa de publicidad de los medios sea más elevada, pues esto significa una comisión mayor. No hay un incentivo de parte de la agencia para negociar tarifas más bajas para el Estado.

Durante la presidencia de Molinelli en EsSalud, fue Mar Publicidad la encargada de la elaboración de los planes de medios. Según los expedientes de contrataciones, todos los años Mar Publicidad fue elegida por ofertar el menor precio (mil soles o menos).

Aunque no es una central de medios, Speedymen’s también ha brindado servicios para la elaboración de planes de medios para el Estado. Entre 2020 y 2021, la compañía obtuvo cinco órdenes de servicio por el valor de 1 céntimo cada una para la elaboración, implementación, ejecución y monitoreo de planes de medios, con el Ministerio de Educación, de Trabajo y con la ONPE.

La otros contratos del grupo Speedy

Las otras dos empresas del grupo Speedy que lograron contratos con EsSalud por servicios relacionados a la publicidad son Speedymen’s y Domenica Eventos y Servicios. Speedymen’s fue constituida por Bertha Ángeles Chumacero, esposa de Manuel Altamirano, como accionista principal, en 2005.

Durante la presidencia de Fiorella Molinelli, la empresa del publicista obtuvo 4 órdenes de servicio, relacionadas a una campaña sobre donación de órganos y talleres para el fortalecimiento de habilidades blandas. Por ellas ganó 85 mil soles, casi la misma cantidad obtenida por sus otros 12 servicios brindados a la entidad desde 2013. Según todo su registro en Osce, la compañía ganó cinco adjudicaciones con EsSalud de 2008 al 2011, y 16 órdenes de servicio de 2013 al 2019.

En las órdenes de compra y de servicio, a diferencia de otros procesos de contratación, no hay postores. Sin embargo, la posibilidad de competencia entre proveedores se encuentra en la etapa de indagación de mercado. La institución pide cotizaciones a distintas empresas del rubro para fijar el monto más adecuado para el contrato. A Speedymen’s le ha ido notablemente bien en esta etapa.

El primer contrato se dio en 2018. Speedymen’s fue elegida porque era la única que acreditó la experiencia requerida: “3 campañas publicitarias anteriores en los últimos 8 años”. En el segundo contrato, de 2019, el requisito era ahora haber realizado “4 campañas publicitarias en los últimos 8 años”. Se le pidió cotización a Speedymen's, Vía Ayaychan —también de Altamirano— y Visual Contact SAC. Speedymen's envió el menor precio.

Según los lineamientos para la contratación de bienes y servicios por montos iguales o menores a 8 UIT del Seguro Social de Salud, en la etapa de indagación de mercado se debe contar al menos con dos cotizaciones. Sin embargo, para la tercera orden de Speedymen’s, también del 2019, para el taller de habilidades blandas, solo se contó con la cotización de esta empresa. En la cuarta, para realizar más de estos talleres, de igual manera, solo se le pidió cotización a Speedymen’s.

Desde que se convirtió en proveedora, esta agencia ha obtenido 704 contratos (entre adjudicaciones y órdenes de servicio) por más de 45 millones 400 mil soles con el Estado.

Doménica Eventos & Servicios, por su parte, fue fundada en 2007 y registra contrataciones en Seace desde el 2013. Sin embargo, no fue sino hasta la presidencia de Molinelli que Doménica comenzó a tener órdenes de servicio con EsSalud. Del 2018 al 2020 obtuvo ocho contrataciones para producir spots audiovisuales y radiales (algunos sobre el coronavirus), y boletines informativos; todo por un total de 195 mil 150 soles.

Speedy Group también ha sido el auspiciador de dos grandes eventos en el mundo de la comunicación institucional: las Cumbres Latinoamericana de Comunicación y Gobierno y los Encuentros de Directores y Equipos de Comunicación (Edircom). Ambos organizados por el Instituto de Comunicación Política y Gestión Pública (ICPG), presidido por Henry Héctor Rafael Pintado, comunicador y analista político. Rafael es esposo de Raquel Palomino Zárate, consultora de Comunicaciones de EsSalud desde inicios de 2020 hasta junio de 2021, quien registró 11 órdenes de servicio por un monto total de 289 mil 500 soles en ese periodo.

La hermana y el socio

Mientras la empresa Vía Ayaychan lograba las adjudicaciones presuntamente ilegales el año pasado, la hermana de Manuel Altamirano, Verónica Liz, también trabajaba para EsSalud. Verónica Altamirano registra cinco órdenes de servicio para dar “servicios especializados” a la Red Prestacional Sabogal por un total de 26 mil 500 soles. Según los registros del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (Osce), el Seguro Social de Salud es el único organismo estatal al que ella, a título personal, ha brindado servicios.

Verónica Altamirano es la propietaria y representante de la sociedad Ingenio Publicitario, proveedora del Estado desde 2008, especializada también en la difusión de publicidad en distintos medios de comunicación. La compañía ha obtenido 161 órdenes de servicio de 2013 a 2018, y 59 adjudicaciones en procesos de selección de 2008 a 2013. En total ha facturado más de 1 millón 670 mil soles.

Otras contrataciones que llaman la atención son las que tuvo Speedymen’s con la ONPE para la elaboración de planes de medios y realización de campañas publicitarias. En 2018, luego de cuatro años, la empresa volvió a contratar con la entidad pública. En Osce registra 2 adjudicaciones y 3 órdenes de servicios desde esa fecha. Una de ellas fue la relacionada a la franja electoral de las elecciones regionales de 2018, que consistía en la distribución de una pauta de más de 24 millones de soles que Speedymen's obtuvo con 10 céntimos.

Este contrato había sido ganado previamente por la empresa Fama & Asociados, pero fue anulado porque la compañía presentó supuesta información inexacta. La institución convocó un nuevo proceso, otorgando el contrato a la empresa de Altamirano.

El presidente de Fama & Asociados, Martín Valdivia, denunció en los medios que esto habría sucedido por presión de Higinio Capuñay, como represalia por negarse a favorecer a Exitosa irregularmente en la franja electoral. Valdivia también le atribuyó el favorecimiento a Manuel Altamirano. En esa época, Altamirano tenía una columna en Exitosa y ya había entablado negocios con Capuñay con la venta de paneles publicitarios. Tanto Capuñay como Altamirano negaron las acusaciones.

La ONPE llevó la denuncia al Tribunal del Osce y, recién en febrero de este año, el organismo emitió una resolución a favor de Fama & Asociados, archivando el proceso al no encontrar sustento para una sanción administrativa. El Osce también requirió a la ONPE, como parte de la investigación, un informe técnico legal que explicara por qué se había contratado en un inicio a la empresa de Valdivia si supuestamente no cumplía con los términos de referencia, pero este nunca fue presentado.

Lo revelador es que en los meses en los que ocurrió el conflicto, Fernando Obregón Mansilla, que había ocupado el cargo de asesor del jefe de la ONPE y de Gerente de Gestión Electoral desde mediados del 2017, renunció. Luego, pasó a trabajar en Speedymen’s.

Obregón salió de la ONPE en medio de acusaciones de haber puesto a sus allegados en puestos claves, y de haber ayudado a Podemos, el partido de José Luna Gálvez, con su inscripción electoral; por lo que fue investigado en el caso ‘Los gangsters de la política’. Antes de que Obregón entrara a trabajar a la ONPE, el grupo Speedy solo registraba 6 contrataciones en Osce con la entidad, llevadas a cabo el 2014. Según los registros, durante y después del paso de Obregón por la institución, las compañías del grupo obtuvieron 17 contratos (entre órdenes de compra y adjudicaciones).

Hoy sabemos que Obregón también fue uno de los principales operadores del Club de las Farmacéuticas, y que coordinó con Manuel Altamirano para beneficiar a la empresa Tecnasa con el contrato de seis tomógrafos y a Vía Ayaychan con la venta sobrevalorada de los lentes de protección, según la Fiscalía. Fue, además, el protagonista de la mayoría de conversaciones interceptadas como parte de la investigación del caso.

Salud con lupa trató de comunicarse directamente con Manuel Altamirano en reiteradas oportunidades durante más de una semana, pero no obtuvo respuesta. Speedy Group, por su parte, nos indicó que no iba a declarar para este informe. “Ni el señor Altamirano ni la empresa van a dar ninguna declaración. En el momento que ellos lo consideren se van a comunicar con ustedes”, nos dijeron. Hasta el cierre de esta nota, no devolvieron nuestra llamada.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.