Noticias

Con médicos en huelga y las UCI llenas, Perú confina 7 regiones los domingos

El Gobierno anunció medidas sanitarias que serán revisadas cada quince días en función del comportamiento de la segunda ola en cada una de las regiones del Perú. No se descarta que, si la situación se agrava, se volverá a un confinamiento total.

8b5cc0fd5d013f3624983fe7578964319e6da32b.jpg
Los hospitales de Lima y las regiones más grandes están al límite de su capacidad para atender casos críticos de Covid-19. EFE/ Paolo Aguilar

Un sector de médicos en huelga indefinida, vacunas sin fecha exacta de llegada y listas de espera para entrar a las unidades de cuidados intensivos conforman el escenario del inicio de la segunda ola de la Covid-19 en el Perú, lo que ha llevado al Gobierno a endurecer las medidas contra la pandemia sin volver aún a una cuarentena total.

Hasta el momento solo siete regiones (Áncash, Ica, Junín, Lambayeque, Piura, Tacna y Lima provincias, excepto la capital y el Callao) volverán del 15 al 31 de enero a un confinamiento total los domingos, al prohibirse ese día el tránsito de vehículos y peatones.

Para estas mismas regiones el toque de queda nocturno fue ampliado desde las 19:00 hasta las 04:00 horas, mientras que para la capital, Lima, Callao y otras diez regiones será desde las 21:00 hasta las 04:00 y los domingos solo se prohibirá la circulación de vehículos.

En otras regiones donde todavía no ha comenzado la segunda ola se mantiene el toque de queda entre las 23:00 y las 04:00 horas, como regía a nivel nacional hasta ahora.

El Gobierno no limitó el transporte interregional de pasajeros pero sí ratificó la suspensión de vuelos comerciales con Europa hasta el 31 de enero.

Confinamiento total en caso extremo

Estas medidas serán revisadas cada quince días en función del comportamiento de la segunda ola en cada una de las regiones, sin descartar que, si la situación se agrava, se imponga un confinamiento total.

"No queremos llegar a un confinamiento extremo o cuarentena estricta para todos, pero si se levanta la pendiente de hospitalizaciones y muertes en alguna región, tendremos que llegar a eso", afirmó este miércoles el presidente Francisco Sagasti en una conferencia televisada.

Perú ya atravesó una de las cuarentenas más estrictas y largas de Latinoamérica, vigente oficialmente desde el 15 de marzo hasta el 1 de julio de 2020 sin que evitara que el país se convirtiese en uno de los epicentros de la pandemia y alcanzara durante varios meses la tasa de mortalidad más alta del mundo por Covid-19.

Los casos sintomáticos y confirmados de coronavirus ascienden a más de un millón, de los que casi 38.500 han fallecido, pero el registro de las regiones, que incluyen los casos asintomáticos y sospechosos, suma más de dos millones de infectados.

Contagios y hospitalizaciones en alza

Solo el martes hubo 2.881 nuevos casos confirmados de Covid-19, el mayor registro diario desde el 5 de noviembre, lo que eleva a más de 61.000 los contagios confirmados en el último mes, espoleados de la variante británica del virus, cuya presencia se detectó la pasada semana sin saberse el momento en que llegó al país.

Las hospitalizaciones se han incrementado hasta casi 7.000 camas ocupadas, lo que no se veía desde la primera semana de octubre. En UCI hay 1.424 pacientes, un número muy cercano al peor pico de la pandemia vivido a mediados de agosto, y continúa en alza, por lo que cada vez son más los hospitales que se ven desbordados para atender los casos más severos de Covid-19.

Huelga médica por inversión estatal

El repunte de casos de Covid-19 coincide con el inicio este miércoles de una huelga indefinida del personal sanitario, convocada a nivel nacional por la Federación Médica Peruana (FMP) para reclamar mayor inversión del Gobierno en la sanidad pública.

La principal exigencia es que el Ejecutivo invierta el 6 % del PIB en salud, equivalente a unos 45.420 millones de soles (unos 12.578 millones de dólares), cuando ahora es de aproximadamente el 2,4 %, correspondiente a 18.495 millones de soles (unos 5.121 millones de dólares).

Con esa mayor inversión, los médicos buscan mejores salarios y puntualidad en el pago de sueldos y bonos de los especialistas en primera línea frente a la pandemia, así como más equipos de seguridad para protegerse de eventuales contagios.

Alrededor de 12.000 los médicos han contraído el coronavirus en el país, de los que 258 han fallecido y otros 31 requieren respiración artificial en una UCI, según datos del Colegio Médico del Perú (CMP), que también acata el paro.

Esta huelga afectará principalmente a las consultas médicas, pues en principio el colectivo ha garantizado la atención a los pacientes de Covid-19 así como a los tratamientos de cáncer, tuberculosis y VIH/Sida.

"No vamos a abandonar a los pacientes, pero queremos que el Gobierno nos escuche y cumpla sus compromisos. Nosotros vamos a seguir en esta medida de lucha y en los próximos días vamos a radicalizarla", advirtió el presidente de la Federación Médica, Godofredo Talavera, en una protesta frente al Ministerio de Salud.

A esta situación se une la incertidumbre por la llegada a Perú de las vacunas, anunciada por el Gobierno para enero, con la primera parte de las 38 millones de dosis que ha acordado adquirir al laboratorio chino Sinopharm.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.