Noticias

Desde Ecuador: las dificultades para cercar al coronavirus

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias está tratando de identificar a las personas que han tenido contacto con casos confirmados de COVID-19. Se requiere aumentar la capacidad de pruebas para elaborar las estrategias sanitarias.

PortadaCerco_GK.jpg
Ilustración: Gabriela Valarezo

La mañana del 18 de marzo de 2020, el reporte sobre el estado del contagio del COVID-19 en Ecuador cambió: ya no aparecía el término “cerco epidemiológico” sino que se habla de personas sospechosas. El cambio obedece a que, a medida que la transmisión comunitaria crece, establecer los cercos se vuelve más difícil. 

El 18 de marzo, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) confirmó que hay 155 casos confirmados de COVID-19 en Ecuador*. Su Secretaria, Alexandra Ocles, confirmó que están en 9 provincias y que el número de muertos se mantiene en 2. 

De los 155 que hay en total, 119 están en la provincia costeña de Guayas. En una rueda de prensa virtual, Ocles dijo que la cantidad en esa provincia preocupa a las autoridades. La Secretaria del Servicio de Riesgos dice que como el régimen escolar de la Costa estaba de vacaciones, muchas personas salieron a otros países, y por eso hay varios contagios que vienen del exterior. Además, “las relaciones interpersonales de los contagiados con familia y amigos” incrementó el número de personas con el virus. El sábado 14 de marzo en Guayaquil, la gobernación tuvo que cancelar dos matrimonios que se desarrollaban a pesar de la emergencia sanitaria declarada 4 días antes. Por eso, Ocles insistió en la necesidad de cumplir el aislamiento. La primera gran lección de la emergencia sanitaria por el COVID-19, dijo Ocles, “es que somos una sociedad indisciplinada”. 

El informe del Servicio de Gestión de Riesgos menciona 235 “casos con sospecha” y ya no se usa el término “cerco epidemiológico” que servía para identificar a las personas que han tenido contacto con alguien con COVID-19 y, por tanto, deben ser monitoreadas. Ocles dijo que se cambió el lenguaje mientras confirman el número de personas que estarían en el cerco epidemiológico. El proceso avanza lentamente, dijo la Secretaria, porque deben hacer una mayor investigación de con quiénes tuvo contacto cada persona infectada. “Si el número de contagiados aumentó, lo lógico es que aumente también el cerco”, dijo Ocles.

Doménica Cevallos, experta en Salud Pública, explica que es obligación de la vigilancia epidemiológica del Estado hacerle seguimiento a todos los contactos de un caso sospechoso. Sin embargo, dice Cevallos, cuando existe contagio comunitario, como en Ecuador, es prácticamente imposible establecer un cerco epidemiológico”.  

El contagio comunitario es cuando una persona se contagia del virus, a pesar de no haber tenido contacto directo con un paciente infectado identificado dentro del cerco epidemiológico ni haber viajado a un país de riesgo afectado por la pandemia.

Las autoridades tienen la obligación de ponerse en contacto y “perseguir” a todas las personas que estuvieron en contacto con un caso confirmado o sospechoso, dice Cevallos. Aunque con el contagio comunitario la tarea se vuelve mucho más complejo.  Según la experta, hasta que no se les haga pruebas a todos, no se podrá saber con certeza cuántas personas podrían tener el virus. Por eso, es indispensable respetar el aislamiento y que las autoridades liberen las pruebas para poder confirmar todos los casos. 

Alexandra Ocles dijo que el Ministerio de Salud está trabajando para que se ponga a disposición de los ecuatorianos test rápidos de detección del virus que causa la gripe y neumonía COVID-19 lo más pronto en el país. Así se podrá descartar con mayor rapidez a los casos sospechosos, pero todavía no se sabe cuándo estarán disponibles.

En la rueda de prensa, Alexandra Ocles confirmó que en el sur de Quito hubo diez fiestas durante la primera noche en la que se aplicó la restricción. Ocles dijo que la evaluación completa del primer toque de queda será comunicada por la ministra de Gobierno María Paula Romo.

Sobre los pueblos indígenas del Ecuador, Ocles dijo que, como el resto de la población,deberán seguir las medidas del estado de excepción. “No porque sean pueblos o nacionalidades indígenas hay otras medidas”., dijo  insitiendo en que los protocolos del estado de excepción se aplican a nivel nacional. Se implementarán los protocolos en la lengua materna de todos los indígenas, dijo Ocles, para que todos los ecuatorianos conozcan las medidas que, recalcó, son obligatorias. La Secretaria no explicó en qué formato se transmitiría esta información o cómo se socializaría las medidas. 


*Al día de hoy, Ecuador reporta 1082 casos confirmados de COVID-19.

Este artículo fue originalmente publicado por el medio GK y lo republicamos con su autorización.

Autores:

Susana_Roa_Chejin.jpg

Susana Roa Chejín

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.