Noticias

El lado oscuro del milagro agroexportador: explotación laboral

Los trabajadores de la agroindustria han denunciado un sistema de explotación laboral y violación de sus derechos humanos. Por eso, piden la derogación de la Ley de Promoción Agraria, una norma vigente desde el año 2000, que se diseñó con la idea de que fuera algo temporal y que fue prorrogada en 2019 hasta finales de 2031.

Ocucaje
Foto: Mariano Rosales. / Archivo

Ica (Perú), 2 dic. Laboran en el campo más de ocho horas al día, sin descanso y por menos de 40 soles (11,2 dólares). Bajo esas condiciones trabajan los agricultores de la región Ica, en el sur del Perú, donde desde hace tres días han empezado protestas para exigir el fin de un régimen que consideran de explotación.

"Queremos derogar la ley agraria con la que se está explotando a los trabajadores del campo. Nos hacen trabajar desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde, unas 8 o 9 horas al día y recibimos 25 o 30 soles", contó Julio Alexi Ramos, un trabajador agrario que desde primera hora de la mañana del miércoles se manifiesta junto a otras decenas de personas en las cercanías de Ica, unos 300 kilómetros al sur de Lima.

protestas_paro_agrario.jpg
Un grupo de manifestantes bloqueó la carretera Panamericana Sur. Foto: Twitter

Con montañas de arena, piedras y despojos que bloquean en varios puntos la circulación de vehículos en la carretera Panamericana Sur, el principal eje de transporte del país, los trabajadores del sector agroexportador de esta zona consiguieron esta semana alzar su voz y sorprender al país con los crudos relatos de su trabajo, dedicado a la recolección de preciados productos en el mercado global, como arándanos, espárragos o alcachofas.

"Estamos explotados, solo nos falta que nos hagan trabajar con un palo o el chicote", criticó durante la protesta otro agricultor de la zona, Urbina, con el eco de sus compañeros que gritaban: "nos maltratan, nos abusan".

Ley agraria

En concreto, los trabajadores de la agroindustria plantean la derogación de la Ley de Promoción Agraria, una norma vigente desde el año 2000, que se diseñó con la idea de que fuera algo temporal y que fue prorrogada en 2019, durante el gobierno del ex presidente Martín Vizcarra, hasta finales de 2031.

La norma establece un régimen laboral específico para los trabajadores agrarios que trabajan de forma estacional, así como beneficios fiscales a las empresas que se dedican a un negocio que ha multiplicado sus ingresos de apenas unos cientos de millones de dólares en 2000 a cerca de 8.000 millones en la actualidad.

La referida norma establece que la remuneración mínima diaria de los trabajadores agroindustriales es de 39,19 soles (11 dólares) siempre que éstos cumplan con un mínimo de 4 horas, aunque no se especifica si hay un horario máximo de trabajo.

El principal lamento de los agricultores es justamente que esta ley permite que las empresas les otorguen sueldos menores por largas jornadas de trabajo.

Además, según explicó el empleado Julio Alexi Ramos, "las empresas hacen contratos de tres meses para no tener que pagar la compensación por tiempo de servicio, liquidación o seguro de salud".

La norma permite además que las contrataciones se hagan a través de empresas de trabajo temporal ("services", en Perú), quienes se quedan un elevado porcentaje del salario de los peones.

Sueldos

Los manifestantes exigen un sueldo diario mínimo de 60 soles, además de los beneficios que comprende el régimen laboral general.

"El precio justo sería de 80, 70 o 60 soles diarios" porque esta "miseria que nos pagan ahora no nos alcanza ni para el desayuno", lamentó un agricultor que prefirió mantener su anonimato, mientras participaba en el bloqueo de la ruta a la altura del Centro Poblado Santa Cruz, popularmente conocido como "Barrio Chino".

La protesta campesina en Ica se inició la madrugada del lunes y, por ahora, parece que está lejos de acabar. La víspera, la Presidencia del Consejo de Ministros envió una comitiva a Ica para "establecer un espacio de diálogo y escuchar las demandas de los dirigentes agrarios, con la mediación de las autoridades locales".

Pero la mesa de diálogo entre representantes del Poder Ejecutivo y los trabajadores agroexportadores se interrumpió sin llegar a un acuerdo. Y hasta que no haya una negociación, la protesta campesina seguirá, aseguran los trabajadores.


Con la información de la Agencia EFE

Autores:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.