La vacunación de los niños contra la Covid-19 va en picada

Noticias

La vacunación de los niños contra la Covid-19 va en picada

De los más de 4 millones de niños entre 5 y 11 años que deberían recibir la vacuna, menos del 30% tiene su esquema completo. Mientras, la dosis de refuerzo para la población general avanza lentamente.

51115083392_9959e22f89_k
Desde inicios de marzo, el promedio diario de primeras dosis aplicadas a los niños cayó a casi la mitad con respecto a febrero. Minsa

Casi dos meses después del inicio de la vacunación contra la Covid-19 para los niños entre 5 y 11 años, la cobertura no es la esperada. Solo un poco más de la mitad de esta población ha recibido la primera dosis y ni siquiera el 30%, la segunda. Estas cifras preocupan aún más porque los niños ya volvieron a las clases presenciales en las escuelas, es decir, deberían estar más protegidos contra el virus. ¿Qué es lo que está ocurriendo?

De acuerdo al Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis) del Ministerio de Salud, desde hace dos semanas la vacunación de los niños está en picada. Si comparamos el promedio diario de las dosis aplicadas en febrero (72 827) con las que se aplicaron durante las dos primeras semanas de marzo (64 831), la vacunación se redujo en un 11%. Y si solo tomamos en cuenta la primera dosis, el promedio por día en febrero fue de 49 754 dosis y en marzo, de 26 859, lo que significa que para esta dosis la caída fue de casi un 50%.

Para el analista de datos y exmiembro de Open Covid Perú, Juan Carbajal, llama la atención que la vacunación en los niños haya decaído en las dos últimas semanas de marzo. “Yo podría atribuir la baja cobertura en la vacunación de los niños a la desconfianza de los padres, porque algunos niños pasan la Covid-19 sin mayor riesgo y por eso se cree que ya no necesitarán una vacuna; pese a ello, en febrero el ritmo iba en aumento y ahora se ve una bajada notoria”, explica.

Gabriela Jiménez, exjefa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, quien renunció a su cargo el 28 de febrero, dijo que su equipo se había propuesto que, al 10 de marzo, el 80% de los niños tuviera al menos una dosis y el 50%, ambas dosis. Esto no se ha logrado con la nueva gestión. “De acuerdo a mis proyecciones, si seguimos con este ritmo de vacunación, a fines de marzo apenas se alcanzará el 30% con el esquema completo (dos dosis)”, dice Jiménez.

Si analizamos la situación por regiones, observamos que las más afectadas son Madre de Dios y Puno. Ellas solo han logrado una cobertura de un poco más del 20% respecto a la primera dosis y del 8%, respecto a la segunda dosis, entre los niños de cinco a once años. En general, ninguna región ha vacunado a más de la mitad de los chicos de esa edad con el esquema completo.

Aunque las cifras del Reunis indican un claro descenso en el ritmo de la vacunación contra la Covid-19, para María Martínez, actual jefa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, no se ha bajado la guardia. Su sector, dice, no ha detenido la vacunación y sigue priorizando la prevención y lucha contra el nuevo coronavirus.

Con respecto a la inmunización de los niños, Martínez dice que la estrategia del Ministerio de Salud es llevar las vacunas a los colegios, ahora que los niños pasan gran parte de su tiempo allí. Sin embargo, afirma que las brigadas de vacunación no pueden llegar sin previo aviso, ya que se requiere la autorización de los padres para aplicar la vacuna.

Por eso, el sector Salud está realizando campañas de información para acabar con las dudas de los padres sobre la inmunización de sus niños, asegura Martínez. No precisó, sin embargo, dónde ni cómo se desarrollan esas campañas. La evidencia científica ha demostrado que la vacuna de Pfizer, que es la que se aplica a los niños en el Perú, tiene una eficacia del 90,7% frente a la Covid-19 y no genera efectos secundarios de gravedad.

779a59101b44a387d66eff2c9d3d8cd0a8c8aaa0w
La estrategia del Minsa es acercar las vacunas la población, aunque para eso se necesita aumentar el número de brigadas. EFE

Ni el 40% tiene dosis de refuerzo

El ritmo de vacunación de niños ha caído tanto como el de la dosis de refuerzo. Esta dosis debe ser aplicada tres meses después de la segunda y forma parte del esquema completo para los mayores de 18 años. En enero y febrero, el promedio diario de dosis de refuerzo aplicadas era de 111 mil, pero, desde inicios de marzo, este promedio cayó a 56 mil, es decir, hubo una reducción del 50%.

De acuerdo con el Reunis, solo el 35% de los mayores de 18 años cuenta con la dosis de refuerzo. En los últimos 15 días, solo se ha avanzado un 3% en esta cobertura.

Para la jefa de Inmunizaciones, esta baja cobertura puede superarse si se explica a la población que la dosis de refuerzo forma parte del esquema completo de vacunación. La meta que se ha planteado el Ministerio de Salud es que, a inicios de mayo, el 70% de la población tenga dicha dosis.

“Venimos redoblando esfuerzos. Tenemos un mayor presupuesto para aumentar el número de brigadas, porque ellas deberán llegar a las zonas más alejadas”, dice Martínez. Precisamente el incremento del número de brigadas fue una solicitud que la exjefa de Inmunizaciones, Gabriela Jiménez, hizo al Ministerio de Salud a mediados de febrero. La falta de respuesta a este pedido fue uno de los motivos de su renuncia. En aquel momento, Jiménez dijo a Salud con Lupa que la brecha era de seis mil brigadas.

Martínez sostiene que a finales de abril se contará con nueve mil brigadas. Para esas fechas, también se tiene planeado reabrir al menos la mitad de los establecimientos de primer nivel. “Yo he encontrado que en solo dos mil establecimientos venían vacunando para la Covid-19. Queremos que esto se eleve al doble”, explicó.

La funcionaria también indica que se viene recorriendo mercados, talleres y otros centros laborales para acercar la vacuna a los trabajadores que no puedan ir a un establecimiento de salud a recibir su dosis.

Pero estas acciones no serían suficientes. De acuerdo con Gabriela Jiménez, hace falta mejorar las coordinaciones entre el Ministerio de Salud y otras entidades del Estado, además de la comunicación al interior del sector, donde ciertas pugnas recortan la eficiencia de las acciones. También se requiere reducir la desconfianza de la población en las autoridades sanitarias, explica el epidemiólogo Antonio Quispe. Según él, la llegada del ministro Hernán Condori, acusado de promover la pseudociencia, transmite un mensaje confuso que perjudica el avance de las políticas públicas.

Imagen de iOS (1)
Cada vez menos personas acuden a recibir sus dosis en los vacunatorios. Dora Liz León

Un problema mayor

Mientras sigamos teniendo grupos desprotegidos frente a la Covid-19, corremos el riesgo de un nuevo aumento de casos. Por ejemplo, Hong Kong, que no promovió la aplicación de la dosis de refuerzo entre los adultos mayores, ha sufrido un aumento exponencial de casos que ya llegan al millón. Solo el 10% de los mayores de 80 años contaba con esta dosis, explica el analista de datos Juan Carbajal.

César Munayco, director ejecutivo de Vigilancia en Salud Pública Centro Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, dice que la situación internacional nos recuerda que la pandemia de la Covid-19 no ha acabado. El peligro mayor es que, mientras continúen los contagios, se pueden producir nuevas variantes. Por eso, la vacunación sigue siendo la clave para enfrentar al virus.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.