Vacunación indígena: Falta de información genera negativa a vacunarse en Loreto y Ucayali

Noticias

Vacunación indígena: Falta de información genera negativa a vacunarse en Loreto y Ucayali

Del total de 462 ciudadanos indígenas encuestados en Loreto y Ucayali, 66.2% señaló que no quiere vacunarse contra la covid-19. La falta de información y el miedo fueron identificados como principales motivos.

Vacunación pueblos indígenas_Andina.jpg
No hay fecha para el inicio de la vacunación contra la covid-19 para la población indígena en Perú. Desinformación podría perjudicar el proceso. ANDINA

Desde el inicio de la pandemia, el Estado no ha priorizado las estrategias sanitarias ni las campañas informativas de prevención de la covid-19 hacia los pueblos indígenas pese a que son uno de los grupos más vulnerables a la enfermedad.

De acuerdo al Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, hasta el 27 de abril de este año se han registrado 27 mil 838 casos de covid-19 y 540 defunciones en población indígena andina y amazónica. La mayor parte corresponde a las regiones de Loreto, Amazonas y Ucayali. La etnia Awajún presenta las cifras más altas de contagio y muerte.

Debido al alto riesgo que enfrentan las comunidades indígenas, este grupo fue incluido en la segunda fase del Plan Nacional de Vacunación. Sin embargo, como señaló este martes Jorge Pérez Rubio, presidente de la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), “aún no hay noticia exacta de cuándo va a llegar la vacuna a las comunidades”. Hasta que eso ocurra, ¿qué retos existen para que el proceso de vacunación en esta población tenga éxito?

Una encuesta realizada a 462 ciudadanos indígenas de Loreto y Ucayali revela que 66.2% de ellos no quiere vacunarse contra la covid-19. Entre los principales motivos para esa negativa se reportó la falta de información oficial, el miedo, “no querer morir” y la desconfianza hacia la vacuna.

Las personas encuestadas también señalaron que para vacunarse necesitaban recibir asesoría y consejos de los centros de salud, información oficial y evidencia de que la vacuna es segura.

Este estudio fue elaborado gracias a una colaboración entre ORPIO, la Organización Regional AIDESEP-Ucayali (ORAU), USAID, Alianza por la Amazonía Frente al COVID-19, Rainforest Foundation US y CEDRO. Sus hallazgos, presentados este martes en conferencia de prensa, ponen en evidencia que el Gobierno ha fallado en comunicar de forma efectiva sobre el proceso de vacunación a las comunidades indígenas y poner alto a la desinformación creciente sobre la pandemia.

Incertidumbre sobre la vacunación

“El tema de la vacunación es lamentablemente un tema de desigualdad”, declaró Gregorio Díaz Mirabal, coordinador general de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica). El líder indígena resaltó su preocupación por el hecho de que América Latina pasa por el momento más letal de la pandemia y sin embargo, Perú no ha comunicado cuál es la estrategia de vacunación para pueblos indígenas y tampoco ha incluido a las mismas organizaciones que los representan para el diseño del plan.

Cabe resaltar que a la fecha se ha vacunado a personas indígenas que estaban incluidas en la primera fase del plan nacional. Uno de ellos fue Antonio Sueyo, líder indígena harakbut de 82 años, quien recibió la primera dosis de la vacuna el 27 de abril en Madre de Dios. Sin embargo, es distinta la planificación considerada para vacunar a la población adulta mayor que la necesaria para vacunar al total de pueblos indígenas a nivel nacional.

Antonio Sueyo_vacunación indígena.jpg
El lìder indígena harakbut Antonio Sueyo (82) recibió la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 el 27 de abril. Gobierno Regional de Madre de Dios

Alejandro Neyra, titular del Ministerio de Cultura, dijo en una reciente conferencia de prensa que el 20 de mayo lanzarán una campaña informativa sobre la vacunación contra la covid-19 para los pueblos indígenas. Por otro lado, señaló también que buscaban lograr que la vacunación a este grupo de la población se realice con la vacuna del laboratorio Johnson & Johnson debido a que requiere una sola dosis para completar la inmunización.

Esa intención ya había sido transmitida por la exministra de Salud Pilar Mazzetti desde el mes de enero, sin embargo, el cierre de las negociaciones con Johnson & Johnson aún no ha sido confirmado. En marzo, la premier Violeta Bermúdez declaró que la vacuna de este laboratorio no llegaría a Perú en el primer semestre del 2021. Sin embargo, señaló que existe un compromiso de adquisición de 5 millones de dosis que llegaría en el segundo semestre.

De ser así, la vacunación a la población indígena iniciaría recién a partir de julio y podría verse marcada por el cambio de gobierno. Es por ese motivo, que las organizaciones indígenas han exigido al Ministerio de Salud, Ministerio de Cultura y las Direcciones Regionales de Salud que trabajen en conjunto con ellas para lograr que el proceso de vacunación contra la covid-19 se lleve a cabo con un verdadero consentimiento informado.

Brechas de información

La encuesta sobre vacunación indígena reveló que 83.1% de los 462 ciudadanos consultados no sabía que para vacunarse debía firmarse un documento de consentimiento. Este paso resulta clave para evitar posibles efectos adversos de las vacunas contra la covid-19, pues el documento a firmar da opción a que el ciudadano informe sobre alergias o condiciones de salud que podrían resultar una alerta para el personal a cargo de la vacunación.

Otros hallazgos preocupantes en este estudio están relacionados al conocimiento sobre el coronavirus. Por ejemplo, 67.3% indicó que no sabía que era posible reinfectarse de covid-19. Esa información resulta vital porque puede determinar que la población indígena tome más precauciones para prevenir el contagio. También genera alerta que 29.2% haya indicado que ante la sospecha o confirmación de covid-19, toma medicamentos sin receta. Como han señalado anteriormente especialistas a Salud con lupa, la automedicación ha resultado en complicaciones que pueden agravar los casos de infección por coronavirus.

En ese contexto, resulta vital que la campaña informativa del Gobierno responda a esas circunstancias registradas en Loreto y Ucayali. Además, que ejecute un plan de acción para garantizar la vacunación contra la covid-19 con participación de las organizaciones indígenas para una efectiva lucha contra la pandemia en sus territorios.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.