Unos 50 implicados en el caso Vacunagate volvieron a inmunizarse

Noticias

Unos 50 implicados en el caso Vacunagate volvieron a inmunizarse

El Ministerio de Salud no registró a tiempo en el padrón nacional las dosis recibidas por los involucrados en el caso Vacunagate, inmunizados en secreto con dosis de Sinopharm. Esto permitió que 49 se beneficiaran de la vacunación oficial. Veintisiete han recibido dos nuevas dosis.

shutterstock_18667184712.jpg
Dosis que podrían haberse destinado a personas aún sin protección contra la covid-19 fueron inoculadas a involucrados en el escándalo de vacunaciones irregulares conocido como Vacunagate. Shutterstock

“Hoy, de acuerdo al cronograma, recibí la vacuna contra la COVID-19”, anunció ayer el expresidente Martín Vizcarra en su cuenta de Twitter, junto a una foto en la que salía rodeado del personal de salud y mostraba su carnet de vacunación. Lo que omitió recordar fue que antes ya había recibido dos dosis “fuera del cronograma”. En octubre del año pasado fue inmunizado irregularmente con la entonces candidata a vacuna Sinopharm; hecho que destapó el caso Vacunagate, el escándalo por la distribución secreta de esta sustancia a favor de 487 personas, entre ellas autoridades y funcionarios públicos.

Si bien Vizcarra es el único de los involucrados en el caso que ha difundido su nueva inoculación, hay casi medio centenar de ellos que se han vacunado en este proceso. Salud con lupa ha podido identificar a 49 personas, entre funcionarios del Ministerio de Salud (Minsa), familiares, personal del ensayo clínico, trabajadores administrativos y empresarios, que han vuelto a ser inmunizadas dentro del cronograma oficial del Estado.

Doble vacunación

De ese total, 27 han recibido la vacunación completa del proceso regular, a pesar de que ya contaban con 2 o 3 dosis de la vacuna china. Uno de los favorecidos es el hermano mayor del exmandatario, César Vizcarra Cornejo, quien ya había sido inmunizado con Sinopharm en octubre y noviembre del año pasado. Además de estar implicado en el caso Vacunagate, la Fiscalía de Tacna investiga al empresario de 67 años por presunta colusión por el caso “Los saqueadores de Ilabaya”.

Un grupo de funcionarios y exfuncionarios del Ministerio de Salud también fue beneficiado con la doble vacunación. Eduardo Pretell (89), exministro de Salud que fue inoculado irregularmente con dosis de Sinopharm en enero y febrero de este año, es uno de ellos. Según su carnet de vacunación, al que Salud con lupa tuvo acceso, Pretell recibió dosis de Pfizer en marzo y abril.

A él se suman María Ticona y María Calero, de 68 y 59 años respectivamente. La primera laboró como Directora Ejecutiva de la Dirección de Inmunizaciones de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública hasta diciembre de 2020, poco antes de recibir en secreto la segunda dosis de la vacuna experimental de Sinopharm. En el caso de Calero, quien trabaja en la Dirección Regional de Salud de Lima, su primera vacunación se llevó a cabo en octubre y diciembre, y recibió las dosis compradas por el Estado en marzo y abril. Así consta en el registro de citas de vacunación del Colegio de Enfermeros del Perú.

Resalta el caso de Víctor Cuba Oré, de 72 años, quien fue director de la Oficina General de Cooperación Técnica Internacional del Minsa y renunció el 19 de febrero luego del destape del Vacunagate. De acuerdo con el listado entregado por la Universidad Peruana Cayetano Heredia, Cuba Oré recibió tres dosis de Sinopharm en octubre, noviembre y enero. Aún así, figura también como inmunizado como parte del plan del Estado. De acuerdo con su carnet de vacunación, recibió dos dosis de Pfizer en abril y mayo. En total, se habrían utilizado en él cinco dosis de dos vacunas distintas.

Un segundo grupo de implicados en Vacunagate beneficiados con doble vacunación corresponde a quienes tenían vínculos con las instituciones a cargo del ensayo clínico. Es el caso de José Mongilardi, gerente general de Laboratorios Americanos S.A. y expresidente de la Cámara de Comercio de Lima. Según comunicó este gremio en su momento, Mongilardi tiene una relación comercial con Sinopharm que data de hace más de 20 años.

Claudia Gianoli, gerenta general de Suiza Lab, laboratorio que se encargó de realizar análisis clínicos a los voluntarios del ensayo de Sinopharm, también registra doble vacunación. De forma irregular, recibió dosis de la vacuna china en octubre y noviembre del 2020. Cabe resaltar que sus dos hijos, dos familiares del exesposo de Gianoli, un trabajador de Suiza Lab, un gerente administrativo del laboratorio y dos hijos de este también se beneficiaron con la vacunación secreta. A esa cantidad irregular de dosis, se suma la vacuna que Claudia Gianoli ha recibido por parte del Estado de acuerdo a la plataforma “Pongo el hombro”.

Entre los otros vacunados en secreto que figuran como invitados está Víctor Mendizabal, cuñado de Arturo Jarama, exembajador que participó en las negociaciones para la compra de dosis contra la covid-19 y se hizo conocido como el ‘zar’ de las vacunas. Caso aparte es el del cirujano dentista Gabriel Flores, quien accedió a las dosis del ensayo de Sinopharm y es secretario general de la Asamblea Universitaria y el Consejo Universitario de Cayetano Heredia. Todos ellos -con excepción de Vìctor Oré- habrían recibido en total cuatro dosis, entre vacunas secretas y oficiales.

En una situación distinta están quienes aparecen con solo una dosis de la vacuna Sinopharm aplicada de forma irregular en el marco del ensayo clínico, además de las dos dosis de vacuna correspondientes al cronograma nacional. Entre ellos, el más conocido es Ciro Maguiña Vargas (65), médico infectólogo y vicedecano del Colegio Médico del Perú, quien recibió una “dosis de cortesía” el 19 de diciembre pasado y según el portal “Pongo el hombro” también ha completado la vacunación oficial como parte del personal de salud. Salud con lupa buscó comunicarse con él pero no atendió las llamadas telefónicas ni los mensajes. [Actualización: Luego de la publicación, Maguiña indicó a este medio que no pudo responder antes pues se encontraba en recuperación de una operación. Confirmó que este año recibió dos dosis de Sinopharm por ser médico]

Además de él, la empresaria Cecilia Mannuci, de 77 años, quien es tía política del excongresista Daniel Salaverry, fue inmunizada de forma irregular con una dosis de Sinopharm en enero de este año y luego se vacunó con dos dosis como parte de la vacunación oficial. En el listado del Vacunagate figura como invitada y parte del entorno cercano al ensayo de Sinopharm. También Patricia Cavero, esposa del vicerrector de la Universidad Cayetano Heredia Alejandro Bussalleu, figura solo con una dosis.

¿Por qué sus casos podrían ser distintos al de los implicados en Vacunagate que sí recibieron dos dosis?

Recibir solo una dosis de la vacuna se traduce en una protección parcial ante la covid-19. Maguiña, quien tuvo que ser internado en diciembre al contagiarse poco después de recibir la primera dosis, es un ejemplo de ello. En el caso de la vacuna Sinopharm, la segunda dosis se aplica en los siguientes 21 a 28 días después de recibida la primera. No existe consenso sobre el tiempo máximo que puede extenderse entre una dosis y la otra.

Sin embargo, sí tenemos un ejemplo de lo que ha sucedido en Perú cuando la segunda dosis no llegó o se retrasó demasiado. Como reportó Salud con lupa, un grupo de 175 voluntarios (que eran personal de salud) del ensayo clínico de Sinopharm fue inoculado en febrero antes que se destapara el caso Vacunagate y ese hecho paralizó la aplicación de su segunda dosis. Ante la imposibilidad de las universidades Cayetano Heredia y San Marcos de completar la vacunación de los voluntarios, aquellos que pudieron se vacunaron en sus centros de labores como parte de la vacunación regular. Pero no recibieron únicamente la dosis que les faltaba, sino las dos previstas. Según declaraciones de los profesionales de salud, no podían rechazar la dosis “extra” porque en el sistema del Ministerio de Salud figuraban como nuevas personas vacunadas.

Lo que diferencia la situación de los voluntarios de los implicados en el escándalo de Vacunagate es la transparencia de información. En el caso de los primeros, el Ministerio de Salud sabía que se trataba de personas que ya habían recibido una dosis de la vacuna de Sinopharm ya que el personal del ensayo les entregó un carnet de vacunación y luego, a pedido de los voluntarios, las universidades también entregaron una constancia que explicaba el problema de no poderles entregar la segunda dosis. No sucedió así con las personas vacunadas irregularmente y en secreto.

Hay otro grupo de vacunados que ha recibido la primera dosis de Pfizer, a pesar de tener dos o tres de Sinopharm. Entre ellos están el exmandatario Martín Vizcarra y el exviceministro Luis Suárez Ognio. Otros personajes no asistieron a vacunarse aunque fueron citados: la exministra de Relaciones Exteriores Elizabeth Astete, la exministra de Salud Pilar Mazzetti, el exfuncionario de Relaciones Exteriores Arturo Jarama y el exasesor del despacho de Salud Pública Manuel Espinoza.

Un último grupo lo configuran los médicos que, a pesar de haber recibido las dos dosis irregulares de Sinopharm, accedieron a una tercera como parte de la vacunación al personal de salud. En este grupo se encuentra Fernando Mejía Cordero, quien subió a sus redes sociales la foto recibiendo su tercera dosis. Mejía, sin embargo, no aparece como vacunado en el padrón oficial ni en el del Colegio Médico.

El ministro de Salud Óscar Ugarte ha indicado que todos los involucrados en el caso Vacunagate serán excluidos del padrón oficial de vacunación. Por ello, los que tenían cita para recibir la primera dosis de la vacuna en los próximos días ya no podrán hacerlo. En esta lista se encontraban el exviceministro Luis Suárez Ognio y la exministra de Salud Patricia García.

“La primera decisión es que ninguna de las 487 personas vinculadas al caso "Vacunagate" tienen derecho a ser vacunadas. Aunque hubo esta primera dosis adicional, hemos dado la orden para que, de inmediato, sean excluidas del padrón", manifestó.

El Ministerio de Salud ha manifestado, a través de un comunicado, que considera un abuso antiético que las personas le quiten la oportunidad a otros de recibir una vacuna. Asimismo, indicó que han procedo a “dar de baja a estas 487 personas en la programación, catalogándolas como vacunadas completamente como corresponde”. Esto incluye a los involucrados en el Vacunagate que solo recibieron una dosis de Sinopharm.

Esta tarde, Salud con lupa volvió a buscar, en la aplicación “Pongo el hombro”, los registros de las personas que habían recibido dos dosis de Pfizer además de las de Sinopharm. Sin embargo, esta información había sido eliminada. El Ministerio de Salud ya los ha excluido oficialmente del padrón.


(*) El reportaje fue actualizado el 30/6/2021 a las 17:26.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.