Hablemos de salud mental

Un glosario contra el estigma

Por lo general la discriminación a la población LGTBIQA+ ocurre porque en el fondo no sabemos de quiénes estamos hablando. Por eso, en el mes del orgullo, queremos esclarecer algunos conceptos básicos sobre el género y la sexualidad de quienes forman parte de esta comunidad.

Alvaro Valdivia

Por Álvaro Valdivia Pareja

Psicólogo clínico y suicidólogo
Abridora
Al conocer la gran variedad de expresiones de género y sexualidad, podemos empezar a entender la importancia de reconocer los derechos y necesidades de cada una de estas personas. Shutterstock

Sería sencillo y predecible escribir una columna sobre el mes del orgullo, especialmente porque yo pertenezco a esta comunidad y podría enfocarme en la necesidad de construir una cultura de respeto a quienes formamos parte de este grupo humano. Sin embargo, mi lado de profesor universitario me ha hecho dar cuenta de la importancia de volver un paso atrás. Antes de hablar de las diversas formas de violencia que se ejerce en contra de la comunidad LGTBIQA+, es necesario educar sobre el tema, pues muchas veces la discriminación nace por la falta de información y el desconocimiento.

Por ello, para comprender con más precisión cómo y por qué se origina la violencia hacia las personas LGTBIQA+, debemos aclarar una vez más algunos conceptos fundamentales sobre el género y la sexualidad. Cuando finalmente todos hablemos un mismo lenguaje, entonces quizá podremos convivir con respeto y empatía en una misma sociedad. En este sentido, ¿alguna vez te has preguntado cuánto sabes sobre el género y la sexualidad de la comunidad LGTBIQA+? Si la respuesta es no, te pido revisar conmigo los siguientes conceptos que, aunque a simple vista parezcan complejos y enrevesados, son muy sencillos de interiorizar.

Sexo biológico

Es el conjunto de características biológicas determinadas por los genitales. Aquí encontramos tres posibles expresiones: hembras (mujeres), machos (hombres) e intersexuales.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las personas intersexuales nacen con órganos reproductivos que no se ajustan a lo que tradicionalmente se considera masculino o femenino. Tienen variaciones corporales de los genitales, las gónadas (la glándula genital que se encarga de formar las células reproductoras: ovarios y testículos), niveles hormonales y cromosomas. Estas variaciones se originan durante el desarrollo de la diferenciación sexual en la etapa embrionaria.

Género

Aunque suele confundirse con el sexo biológico, el género es en realidad una construcción social y cultural. Se determina por los conceptos de masculino, femenino y por la gran diversidad que existe en medio de ambos. Es la conceptualización de nuestra identidad y comportamiento. Aquí podemos encontrar a personas que perciban su género de manera binaria, es decir como masculino o femenino, y a una gran cantidad de personas que se hallan en algún lugar intermedio, como alguien de género fluido (o genderqueer, que son quienes se identifican con uno o ambos géneros de forma permanente o esporádica), sin género, no binario, andrógino, etc. En otras palabras, se trata de personas para quienes es irrelevante, difícil o perturbador el tener que etiquetar su género de manera binaria como masculino o femenino, cuando en el fondo tienen características de ambos o de ninguno concretamente.

Identidad de género

Es la dimensión subjetiva de cómo cada persona se percibe a sí misma en cuanto a su género: su manera de actuar, pensar, sentir sobre sí mismo/a. Se construye a lo largo de la vida y puede cambiar en el transcurso del tiempo. La cultura y sociedad también influyen en su desarrollo.

Identidad sexual

Se refiere al reconocimiento y autoevaluación que cada persona hace sobre su sexo en base a sus características físicas. Esto quiere decir que una persona puede o no identificarse con su sexo biológico. Aunque este análisis suele hacerse a partir del aspecto genital, es finalmente el cerebro el que elabora una representación de la identidad. Por ejemplo, si la persona se identifica con el sexo que se le asignó, entonces se trata de una persona cisgénero. Pero si no se identifica con su sexo biológico, entonces es una persona transgénero o transexual (la definición de ambas identidades la brindaré más adelante).

Rol de género

Es el estereotipo de cómo la sociedad ha construido los conceptos de masculino y femenino. Y según estos conceptos se espera que actuemos, hablemos y nos vistamos de acuerdo al sexo biológico que nos asignaron al nacer. Por ejemplo, estos estereotipos originan que la sociedad espere que las mujeres usen faldas, que las niñas se vistan de rosado, que los hombres se pongan corbata o que los niños utilicen ropa celeste.

Expresión de género

Alude a las distintas formas en que cada persona presenta su género en la sociedad. Por ejemplo, el nombre que utilizamos, la manera en que nos vestimos, la actitud que adoptamos en público, etc. En otras palabras, es un conjunto de elementos externos que las personas utilizamos para expresar nuestro género, ya sea de forma normativa o no. Sin embargo, muchas veces esta expresión se reprime y termina presentándose según los roles tradicionales por miedo a ser discriminado/a.

Orientación sexual

Es la atracción (física, romántica, emocional, afectiva, etc.) que sentimos hacia alguien más. En otras palabras, se trata de con quién deseas tener relaciones o a quién quieres tener de pareja. En muchos casos, pero no en todos, esta atracción depende de nuestro género. Por ejemplo, si te atraen personas de tu mismo género lo más probable es que tu orientación sexual sea gay o lesbiana. Si te atraen personas de cualquier identidad de género (hombre, mujer, transgénero, intersexual, etc.), entonces lo más probable es que seas pansexual. Y si no te sientes atraído sexualmente por ningún género (pero sí romántica o afectivamente), entonces es posible que seas asexual. Sin embargo, es importante anotar que estas etiquetas no son rígidas y que hay muchas personas que no se sienten cómodas con ellas. Por lo tanto, solo tú eres quien decide qué categoría utilizar para definir tu orientación sexual.

Rol sexual

La actividad sexual de muchas personas LGTBIQA+ suele expresarse de manera distinta a la de las personas que no conforman esta comunidad. Por ejemplo, en el caso del sexo con penetración, sea por medio del pene u otros objetos diseñados para este fin (como los juguetes sexuales), se suele hacer referencia a tres roles sexuales predominantes (y a las combinaciones entre ellos): pasivo(a), activo(a) y versátil.

Luego de haber repasado estos conceptos básicos, ¿sabes quiénes son las personas que conforman la comunidad LGTBIQA+? Te lo explico en el siguiente cuadro:

Cuadro

Ahora que conocemos la gran variedad de expresiones de género y sexualidad, podemos empezar a entender la importancia de reconocer los derechos y necesidades de cada una de estas personas. Pero cuando la sociedad se las niega, cometemos una falta a sus derechos humanos, penales y emocionales, y muchas personas sufren diariamente por esta forma de discriminación. En este sentido, la única manera de vivir en comunidad entre todos es con información, empatía y mucho respeto por las diferencias.

* Esta columna se ha escrito en base al material que elaboró el autor para su curso “Prevención del suicidio en personas LGTBIQA+”

Álvaro Valdivia Pareja es psicólogo clínico. Fundador y director de Sentido - Centro Peruano de Suicidología y Prevención del Suicidio. Autor del libro Suicidología (2015). Escribe la columna "Reflexiones en cuarentena" dos veces al mes.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.