Noticias

Caso de estudio: cómo Israel controla la pandemia con vacunas y mascarillas

Israel ha retomado sus actividades tras inmunizar a más de la mitad de su población y mantener medidas sanitarias claves, como el uso de mascarillas y la restricción del ingreso de viajeros internacionales. El candidato presidencial Hernando de Soto se equivoca cuando dice que este país “logró parar sin vacunas el 99% de casos de covid-19".

israel-kyqF-U120204690980o8B-624x385@RC.jpg
El uso de la mascarilla sigue siendo obligatorio en Israel pese a la alta tasa de personas vacunadas. EFE

Israel es un ejemplo de cómo la vacunación está frenando la covid-19 para retomar las actividades con menos riesgos de contagios y hospitalizaciones. Los estudios han revelado que las curvas de casos positivos y fallecidos han disminuido desde que comenzó la campaña de inmunización en diciembre de 2020. Hasta la fecha, de acuerdo a la plataforma Our World in Data, este país, con una población de 9,25 millones de personas, ha vacunado a 5,1 millones con al menos la primera dosis de la vacuna y 4,2 millones ya tienen ambas.

Pese a estas pruebas, que son verificables por especialistas y reportes internacionales, el candidato presidencial por Avanza País, Hernando de Soto, aseguró en una entrevista televisiva que “de cada 100 casos en Israel, solo uno llega al hospital, es decir, han sabido parar (la covid-19) sin vacunas en el 99% de casos”.

Ernesto Gozzer, médico salubrista y profesor de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), aclara que Israel ha hecho lo contrario a lo que sostiene el candidato. “Tiene una mayor población vacunada y, en consecuencia, una caída de sus contagios. Está comprobado”, explica. En los últimos dos meses ha logrado reducir los casos nuevos de covid-19 de 10 mil a 100 casos.

“A nivel mundial estamos en una carrera contra la pandemia y la mejor estrategia es la vacunación. De Soto tiene un gran desconocimiento del tema y, con sus declaraciones, está creando un escenario para que los antivacunas puedan reforzar sus posturas”, agrega Juan More, experto en inmunología.

El candidato De Soto, quien se vacunó en secreto en Estados Unidos, ha declarado también que las vacunas no son necesariamente lo primero que necesita el Perú para luchar contra la pandemia. “El 99% de casos se resuelve sin llegar al hospital y sin vacuna”, dijo.

Si bien Israel tiene un sólido primer nivel de atención para detectar de manera oportuna la covid-19, la vacunación ha sido crucial para detener la transmisión del virus y las hospitalizaciones. “Al inicio, cuando no habían vacunas, Israel implementó otras medidas, como la cuarentena, pero aún así tuvo picos de olas. Recién cuando se aplicaron las vacunas se notó un efecto notable de la efectividad de estas (en campo) para controlar la pandemia”, detalla el virólogo More.

Israel se fijó una meta de vacunar a unas 50.000 a 60.000 personas al día, que es un poco menos del 1% de la población. Pero ha llegado a vacunar a un cuarto de millón de personas todos los días.

Al respecto, el médico Edward Mezones-Holguín señala que no es momento de hablar de lo que ocurrió al inicio de la pandemia, sino del panorama actual. “A estas alturas, la lucha contra la pandemia tiene como piedra angular las inmunizaciones. Con disponibilidad de vacunas, no podemos decir que un programa de control (contra el covid-19) no se base en vacunaciones”, apunta.

La vacuna Pfizer/BioNTech, basada en la tecnología del ARN mensajero, fue la primera vacuna contra el coronavirus aprobada en Occidente a finales de 2020. Su alta efectividad ha sido validada en Israel, el país con la más alta tasa de personas vacunadas en el mundo.

Se prepara para la normalidad

Tras haber inmunizado a más de la mitad de su población, Israel se prepara para retomar sus actividades: ya se permite que las personas vacunadas asistan a zonas de deporte, bares, hoteles, teatros e incluso conciertos. Todos los que han recibido las dos dosis de Pfizer poseen un “pase verde” que les permite disfrutar de lo que casi habían olvidado. Sin embargo, el país mantiene vigente el uso obligatorio de mascarillas y distanciamiento físico, pues hay temor por la aparición de nuevas variantes de la covid-19.

Según Sharon Alroy-Preis, directora del departamento de salud pública israelí, se está considerando levantar la norma de las mascarillas al aire libre, pero no se hará sin antes estudiar el impacto de la mutación del virus y la respuesta de las actuales vacunas. Esta es la razón por la que Israel también mantiene sus restricciones a viajeros internacionales.

“La vacunación permite que ese país regrese de manera segura a sus actividades económicas y a su normalidad. Israel es un ejemplo de un país que usa la ciencia para tomar decisiones de salud pública y abrir su economía”, explica Ernesto Gozzer, exjefe del Instituto Nacional de Salud.

Israel iniciará en mayo la vacunación de los adolescentes de entre 12 a 15 años luego de que un estudio mostró la eficacia de la vacuna de Pfizer en este grupo de la población.

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.