Caso Solsiret: El debate para sentenciar a una mujer por feminicidio

Noticias

Caso Solsiret: El debate para sentenciar a una mujer por feminicidio

En el juicio oral por la muerte de Solsiret Rodríguez, el fiscal Jimmy Mansilla solicita que se sentencie a los acusados Andrea Aguirre y Kevin Villanueva por el delito de homicidio calificado o feminicidio. En el país no se ha condenado a ninguna mujer por este último crimen.

andrea_aguirre_andina
Parte del cuerpo de Solsiret estuvo escondido en la vivienda de Andrea Aguirre. Foto: Andina / Eddy Ramos.

La familia de Solsiret Rodríguez Aybar recién supo qué sucedió con la joven estudiante de sociología casi cuatro años después de su desaparición. El 18 de febrero de 2020, su concuñada Andrea Aguirre confesó haberla matado de manera accidental —aunque la evidencia muestra que fue golpeada con un objeto contundente— tras una discusión que tuvieron en el condominio del Callao donde Solsiret vivía con sus dos hijos, su pareja Brian Villanueva y la familia de este último. También relató que ocultó parte del cuerpo en su casa de Cercado de Lima y que el resto, aún no ubicado, se lo llevó su entonces enamorado Kevin Villanueva.

Tras dos años del hallazgo del cráneo y algunos huesos del cuerpo de Solsiret, este mes inició el juicio oral en el Juzgado Colegiado Penal Permanente de la Corte Superior de Justicia del Callao contra Aguirre y Villanueva. El fiscal del caso, Jimmy Mansilla, solicitó que se sentencie a los dos acusados por homicidio calificado y, como segunda pretensión, se evalúe la posibilidad de que sean condenados por feminicidio. Ahora dependerá de los magistrados Gino Delzo, Elena Bedón y Gladys Díaz definir el delito para cada uno de ellos y la pena en base a las evidencias y testimonios que se presenten.

Según explicó Edith Aiquipa, abogada del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, que representa a la familia Rodríguez Aybar, los hechos calzan dentro del homicidio calificado. Sin embargo, dijo que como institución defensora de los derechos de las mujeres plantearon al fiscal la posibilidad de que también se calificaran los hechos como feminicidio, ya que el asesinato se da en un contexto de violencia contra la mujer.

andina
Kevin Villanueva y Andrea Aguirre tienen prisión preventiva hasta mayo. Foto: Andina / Eddy Ramos.

Antes de detallar los argumentos de la abogada y del fiscal para proponer una sentencia por feminicidio, resulta conveniente explicar las diferencias entre estos dos tipos de delitos, de acuerdo a lo que establece el Código Penal peruano.

El homicidio calificado consiste en asesinar a una persona con situaciones agravantes como ferocidad, codicia o crueldad y se castiga con una pena mínima de quince años de cárcel. En tanto, el feminicidio se refiere al asesinato de una mujer por su condición de tal en un contexto de violencia familiar, de acoso sexual, de abuso de poder o de cualquier forma de discriminación, y es sancionado al menos con veinte años de cárcel. La condena puede elevarse a treinta años, o incluso a cadena perpetua, debido a los agravantes; por ejemplo, si hubo también violación o si el feminicidio sucedió en presencia de menores de edad.

¿Por qué feminicidio? En la primera audiencia del juicio oral del siete de abril, el fiscal expuso que ambos acusados cometieron “una violencia de género extrema” en el asesinato de Solsiret. La abogada Aiquipa explica que, por un lado, Kevin Villanueva acosaba sexualmente a Sol —llamada así por sus familiares y amistades cercanas— y que por otro, Andrea Aguirre la discriminaba permanentemente por no cumplir “los estándares estereotipados de una mujer de su edad”. Esto quiere decir que, para su concuñada, Solsiret debió dejar de estudiar y dedicarse únicamente a su hogar: a la crianza de sus hijos y a la atención de su conviviente.

“Pero Sol era activista y constantemente expresaba sus opiniones y su deseo de continuar estudiando. Todo eso se salía del marco estereotipado de lo que debe ser ‘una buena conviviente’ y le causaba molestia a Aguirre por lo que, según amigos de Solsiret, se expresaba de manera poco amigable respecto a ella”, cuenta la abogada de Flora Tristán.

Los magistrados también deberán evaluar, en el caso de una posible sentencia contra Andrea Aguirre por feminicidio, un acuerdo plenario suscrito por la Corte Suprema de Justicia el 2016. En este documento, los jueces supremos de la especialidad penal evaluaron diversos aspectos del delito de feminicidio y determinaron que solamente el varón puede cometer este crimen.

acuerdo_plenario_2016
Acuerdo plenario firmado por catorce jueces supremos. Imagen: El Peruano.

Cynthia Silva, docente especialista en justicia penal y género, y directora de Demus, señala que sí es posible sentenciar a una mujer por feminicidio, ya que los magistrados pueden apartarse del acuerdo plenario siempre que justifiquen sus razones. Además, explica que cuando el Código Penal dice “el que mata a una mujer por su condición de tal…” no quiere decir “el hombre o varón que mata”, sino “la persona que” lo hace. En ese sentido cualquiera puede cometer feminicidio considerando que no se puede estigmatizar o juzgar por una característica propia de la persona: como por el hecho de ser hombre o mujer.

Edith Aiquipa añade que no se está creando nada nuevo y que otras legislaciones también tienen textos que regulan el feminicidio, como en el Perú, y en que ellos no se distingue si el autor del crimen es varón o mujer.

rosario_carlos_solsiret
Los padres de Solsiret esperan justicia desde el día de su desaparición, el 23 de agosto de 2016. Foto: RPP Data / Audrey Córdova.

Quien tiene una opinión diferente es la abogada penalista Romy Chang. Ella señala que la forma en que se ha interpretado el feminicidio es justamente por la desigualdad de género que existe y que hace que se le dé a la mujer una protección mayor. Por ello, en el acuerdo plenario, se plantea la interpretación de que solamente el varón puede cometer este delito. Según Chang, dicho acuerdo es de cumplimiento obligatorio.

“Tú no vas a encontrar ningún solo caso en nuestro país en donde se haya condenado a una mujer por el delito de feminicidio. El sujeto activo solo puede ser hombre. Una lesbiana que mata a su pareja nunca podría cometer feminicidio”, agrega la abogada Chang. Consultada sobre la posibilidad de que se sentencie a Andrea Aguirre por este delito, dijo que podría apelar y, luego de pasar por la Corte Superior, el caso podría llegar hasta la Corte Suprema donde ya existe una opinión al respecto.

El abogado Christian Sánchez —del estudio Benji Espinoza— señaló “vacíos en la acusación fiscal” y pidió que se absuelva a su defendida Andrea Aguirre, tanto por homicidio calificado como feminicidio. Durante la segunda audiencia del juicio oral realizada este jueves, también solicitó que se le condene por homicidio culposo; es decir, por causar una muerte de casualidad, un delito sancionado con prisión por no más de dos años o servicio comunitario. En el escenario de cárcel, Aguirre saldría en libertad porque está con prisión preventiva desde febrero de 2020.

Para desbaratar la acusación por homicidio calificado, el abogado Sánchez sostiene que nunca se encontró el objeto con el que supuestamente se golpeó a Sol ni se ha precisado de qué manera Aguirre participó en la cercenación del cuerpo. Asimismo, refiere que no se le puede atribuir un asesinato con ferocidad porque Solsiret estaba muerta cuando su cuerpo fue cortado y “el bien jurídico no protege al cuerpo inerte como tal en delitos contra la vida”.

En relación a la tipificación de feminicidio, el argumento del abogado es que no se ha podido describir el contexto de discriminación del que habría sido víctima Solsiret por parte de su concuñada. Señaló, además, “que tampoco existió ninguna relación conyugal o análoga entre ellas para que se pueda dar el supuesto típico de feminicidio”.

Esto es lo que va a tener que definir el juzgado colegiado en el caso que podría marcar precedentes de sentencias a mujeres por feminicidio. También tendrá que pronunciarse sobre el pedido del fiscal de sentenciar a Brian Villanueva y a su madre, Yolanda Castillo, por el delito de encubrimiento real agravado —dificultar las investigaciones—, con una pena de hasta ocho años que podría ser suspendida debido a que no tienen antecedentes penales. Como se recuerda, a Castillo se le acusa de cambiar los muebles y el piso del cuarto donde asesinaron a Solsiret; mientras que a él, por denunciar a su conviviente por abandono de hogar cuando se sabía que estaba desaparecida y registrar llamadas al celular de Sol, después de fallecida. El celular lo tenía Andrea Aguirre.

La defensa de Brian Villanueva y Yolanda Castillo está a cargo del abogado Félix Huamán, quien solicita que se les absuelva de las acusaciones, debido a una serie de evidencias y justificaciones que expondrá durante el juicio oral. La próxima sesión se realizará el 27 de abril a las once de la mañana, mientras tanto los padres de Solsiret Rodríguez Aybar, Carlos y Rosario, esperan justicia.

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.