Noticias

La India autoriza la Sputnik V y se convierte en su mayor productor mundial

La vacuna del Centro Gamaleya de Rusia es la tercera en conseguir el permiso para uso restringido de emergencia en la India. Ahora se fabricará a través de cinco farmacéuticas con base en ese país.

e16f9198df53a41465b36a7941c1aced0d61936c.jpg
Dosis de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Gamaleya de Rusia. EFE/EPA/RAYNER PENA R

El Contralor General de Fármacos de la India (DCGI, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, convirtiéndose así en su principal productor global ante la necesidad de ampliar las dosis para inmunizar contra el coronavirus a la población de todo el planeta.

La vacuna desarrollada por el Centro Gamelaya ruso recibió luz verde del regulador luego de que un comité de expertos "deliberó sobre varias áreas críticas para su consideración, incluida la seguridad, inmunogenicidad, datos de eficacia", indicó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Sputnik V fue sometida a pruebas clínicas de fase dos y tres en la India en octubre de 2020, gracias a un acuerdo con la farmacéutica india Dr. Reddy's Laboratories. Los datos de seguridad e inmunogenicidad presentados por la empresa del estudio indio son comparables con los de los datos provisionales del ensayo clínico de fase III de Rusia.

Sputnik, la tercera vacuna en conseguir el permiso para uso restringido de emergencia en la India, se fabricará a través de cinco farmacéuticas con base en ese país. De esta manera podrá producir 850 millones de dosis anuales y se convertirá en "el principal centro de producción de Sputnik V", señala el Fondo Ruso de Inversiones Directas (RFPI), que financia la producción y comercializa la vacuna.

Se producirán dosis "suficientes para vacunar a más de 425 millones de personas en todo el mundo", destaca en un reciente comunicado RFPI. Hasta ahora, la India fabrica y usa solo dos vacunas contra la covid: Covishield, del laboratorio británico-sueco AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que se produce gracias a un acuerdo con el Instituto Serum de la India (SII); y la indígena Covaxin, del laboratorio indio Bharat Biotech.

El SII, el mayor fabricante del mundo en términos de volumen, indicó la semana pasada que aún con una producción máxima de 100 millones de dosis mensuales, la India requiere de más fabricantes para satisfacer la demanda doméstica. De manera que la aprobación de Sputnik V servirá no solo para robustecer la demanda de dosis del país asiático, sino que se convertirá en la principal vacuna en términos de eficacia disponible.

La vacuna rusa, que se administra en dos dosis, tiene una eficacia del 91,6 %, según sus desarrolladores, y su costo no excede los 10 dólares por dosis.

Las autoridades indias han hecho grandes esfuerzos por acelerar la campaña de vacunación dirigida a los mayores de 45 años, con el objetivo de prevenir las muertes y los casos graves de la enfermedad en medio de una segunda ola de contagios que registra números récord de más de 160.000 casos por jornada.

Con información de la Agencia EFE

Contacto:

Suscríbete

Nuestros lectores son el corazón de este espacio. Únete para recibir los contenidos y conocer las distintas formas de cómo puedes integrarte a la comunidad de Salud con lupa.